parricida

​Martín Ezequiel, se suicidó poco después de matar a su hijo y no dejó ninguna nota

Martín Ezequiel, el hombre que presuntamente mató a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona, se suicidó la misma noche del crimen o pocas horas después colgándose de un árbol con su cinturón en una zona sin acceso terrestre, y no dejó ninguna nota.