naranja �

Feijóo no picó

Arrimadas emula a la orquesta del Titanic que seguía tocando mientras el barco se hundía, aquellos músicos sabían bien lo que hacían, el por qué y el para qué, eso es lo que los diferencia de Ciudadanos quienes, calculo que, sin saberlo, ya hay que ser necios, acomodan su cabeza en la base de la guillotina solo a la espera de que las urnas dejen caer la cuchilla.