mil

Hacerle la competencia al colegio

La clave está en que el derecho a la educación no es lo mismo que la escolarización, así que no parece muy complicado que la cosa acabe bien para los padres-profesores.