"Los lobos no piden perdón"