Italia

La Fiscalía pide no enjuiciar a Salvini por bloquear un barco con inmigrantes

El político afronta un proceso similar, en fase preliminar, por bloquear la nave española Open Arms

Italia, cerrada a cal y canto por Semana Santa

Desde hoy y hasta el lunes, los tres días festivos en Italia por la Semana Santa, el país permanecerá completamente cerrado, al haberse decretado "zona roja" en todo el territorio, lo que obliga a no salir de casa si no es por emergencia o trabajo y al cierre de todas las tiendas, una situación que no cambiará en todo abril debido a una curva epidemeológica que no termina de descender como se esperaba.Las estaciones de trenes y aeropuertos asaltadas en años anteriores en este periodo para disfrutar de las vacaciones aparecieron hoy medio vacías y sólo se ve a pasajeros que justifican que vuelven a su lugar de residencia para pasar estos días.Aunque se permite acudir a los aeropuertos para viajar al extranjero, el Gobierno decretó hace unos días la obligación de una cuarentena de cinco días y un nueva prueba de coronavirus a su término, para aquellos que regresen hasta el 6 de abril procedentes de países de la Unión Europea (UE), por lo que muchos han preferido desistir en su deseo de vacaciones fuera de Italia.Para hacer respetar los cierres han aumentado los controles en las carreteras de salida de las grandes ciudades y también en los litorales, que en estos días solían llenarse de visitantes.La única excepción es que se permite salir de casa para ir a visitar a parientes y amigos pero sólo dos adultos con hijos menores de 14 años o con personas dependientes, el mismo número de personas que se pueden recibir en casa, y solamente en el mismo municipio.Se trata de una medida para permitir pequeños almuerzos familiares en estas fechas en las que en Italia es tradicional reunirseTambién se permite acudir a las segundas casas aunque sean en otra región, pero algunos presidentes regionales han decidido prohibirlo para evitar aglomeraciones en los lugares de mayor atractivo turístico.Concretamente, no se autorizará ningún tipo de movilidad a segundas casas en Valle de Aosta, Trentino Alto Adige, Toscana, Las Marcas, Calabria y Cerdeña, mientras que en Liguria, Campania y Apuglia han prohibido incluso a sus residentes moverse del propio municipio.El pequeño pueblo marítimo de Portofino, en Liguria, apareció hoy prácticamente desierto con sólo sus 150 habitantes, en unas fechas donde hasta 3.000 personas, sobre todo lígures pero también milaneses, acudían para disfrutar del mar.No se podrá ir a parques, espacios verdes y playas para organizar picnics o barbacoas que son tradicionales en estos días aunque sí está permitido hacer deporte, como correr o ir en bicicleta pero sólo cerca de casa.

Italia expulsa a dos funcionarios rusos por caso de espionaje

La operación policial se produjo cuando el capitán de Fragata de la Marina Militar y un oficial acreditado ante la Embajada rusa fueron "sorprendidos de manera flagrante" mientras mantenían "un encuentro clandestino".

Bloqueadas 29 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca en Italia

La Unión Europea retuvo los viales, que tenían que ser enviados a Reino Unido, aunque el Gobierno italiano asegura que tenían como destino Bélgica. 

Fiscalía pide el envío a juicio de Salvini por el caso del "Open Arms"

Se le acusa de secuestro de personas por bloquear 19 días el desembarco de 147 migrantes rescatados

Más de la mitad de Italia se prepara para su confinamiento a partir del lunes

El siguiente paso será acelerar la campaña de vacunación, porque solo así podremos cerrar este dramático y larguísimo período", ha señalado la formación.También el líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, que respalda el Gobierno de Mario Draghi, ha opinado que los ciudadanos tienen todavía que aguantar en marzo, hacer sacrificios para evitar el colapso de los hospitales y "agradecer a la comunidad médica lo que está haciendo", para a partir de abril ir recobrando la normalidad.Italia registra desde hace días más de 20.000 casos diarios de contagios de coronavirus y las unidades de cuidados intensivos y los hospitales rozan los umbrales de saturación.CONFINAMIENTO SI HAY 250 CONTAGIOS POR CADA 100.000 HABITANTESLas autoridades italianas están preocupadas por la rápida circulación de las variantes en el país, especialmente la británica, frente al ritmo más lento de la campaña de vacunación.Draghi ya ha dicho en reiteradas ocasiones que el Gobierno trabaja en un plan para impulsar las vacunaciones en todo el país para alcanzar lo antes posible a la inmunidad de grupo.De momento, y ante la "nueva ola" que vive el país, el Ejecutivo ha optado por un decreto con el que confina toda Italia en los tres días de Semana Santa, del 3 al 5 de abril.Además, entre el 15 de marzo y el 6 de abril, las regiones que tengan una incidencia semanal de 250 contagios por cada 100.000 habitantes pasarán a "zona roja".El lunes diez regiones y una provincia autónoma estarán en zona de confinamiento, mientras que el resto quedarán en el nivel medio de alerta, y la isla de Cerdeña se mantendrá prácticamente sin restricciones.En las zonas de confinamiento, todos los negocios no esenciales y también las escuelas y universidades estarán cerradas, y se podrá hacer deporte y pasear cerca de casa.EL GOBIERNO PREPARA UNA NUEVA DESVIACIÓN PRESUPUESTARIAPara ayudar a las familias y empresas afectadas por las nuevas restricciones, el Ejecutivo de Draghi trabaja en un plan de estímulos que le obligará a solicitar ante el Parlamento una nueva desviación presupuestaria.El anterior Gobierno de Giuseppe Conte ya logró aprobar una de 32.000 millones para posibles planes en los primeros meses de este año, pero Draghi ya ha advertido de que no es suficiente.Se necesitarán por tanto estos 32.000 millones y algunos más, y, si bien el primer ministro no ha entrado en detalles, los medios especializados apuntan a que deberá solicitar una desviación de otros 10.000 millones.La intención es dar ayudas directas a autónomos y empresas, garantizar liquidez a las pymes y ampliar el llamado en Italia sistema "Caja Integración", un fondo de ayudas para quienes han perdido el empleo o han visto reducida su jornada laboral de forma temporal.De momento, el Gobierno ya ha dado luz verde a un paquete de ayudas de 290 millones de euros para facilitar los permisos parentales retribuidos a quienes tengan que quedarse con sus hijos en casa por el cierre de los colegios y dar subvenciones de hasta 100 euros por semana para la contratación de niñeras en el caso de autónomos, sanitarios y las fuerzas del orden. 

Italia decreta el confinamiento para los tres días de la Semana Santa

Una excepción para poder visitar a familiares en estas fechas.Según el decreto, las áreas amarillas -las de menos restricciones- desaparecerán, y pasarán a zona roja aquellas regiones que tengan una incidencia semanal superior a 250 casos por cada 100 mil habitantes, por lo que desde el próximo lunes casi toda Italia estará en zona roja o naranja.De esta manera, sólo la región de Cerdeña será la única en permanecer en zona blanca, con todas las actividades abiertas, mientras que a partir del próximo lunes acabarán en zona roja Lombardía, Piamonte, Véneto, Las Marcas , Trentino Alto Adige , Emilia-Romaña y Friuli-Venecia Julia, mientras que está en duda el Lacio, cuya capital es Roma, en espera de los últimos datos.En rojo, desde la semana pasada, ya están Campania , Basilicata y Molise; es una zona donde se permite poder ir a trabajar, pero cierran todos los colegios y universidades y actividades no esenciales.Por otra lado, como anunció la ministra de Asuntos regionales, Maria Stella Gelmini, se aprobaron ayudas de hasta 290 millones para facilitar los permisos parentales retribuidos a quienes tengan que quedarse con sus hijos por el cierre de los colegios y también se aumentarán las ayudas para contratar personas de ayuda en casa.

Asesinan al embajador de Italia en la República Democrática del Congo

El convoy en el que viajaba Luca Attanasio fue atacado y también falleció un carabinero. 

Italia recuerda cómo el Covid-19 convirtió Lombardía en "zona cero" hace un año

Pero entonces no se sabía.Los hechos se precipitaron: al día siguiente, el 21 de febrero, se comunicó la primera muerte por coronavirus, Adriano Trevistan, un italiano de 78 años, contagiado en la región de Veneto (noreste).El Gobierno italiano confinó once localidades del norte del país, con unas 50.000 personas, con la intención de frenar la propagación del virus.Pero ya era tarde, el virus ya estaba extendido y el 9 de marzo Italia decretó su confinamiento nacional, un encierro que paralizó la vida de las personas durante dos meses y que supuso un mazazo para la economía y provocó una crisis de la que Italia, igual que el resto de Europa, tiene ahora que salir.El 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó el coronavirus de pandemia y el 13 de marzo España declaró el "estado de alarma".Poco después, el 18 de marzo, una fotografía dio la vuelta al mundo: Una larga columna de camiones militares atravesaba el centro de la ciudad italiana de Bérgamo, en Lombardía, transportando decenas de féretros de víctimas del coronavirus para su incineración en otros lugares, pues el cementerio no tenía capacidad para acogerlos.Se descubrió después que Italia tenía un plan contra pandemias que se remontaba a 2006 y que no se había actualizado; y que, a pesar de que estaba desfasado, tampoco se puso en marcha en enero, cuando la OMS pidió a los países que actuaran con protocolos para contener el virus que en ese momento procedía de China.LA ESPERANZA PUESTA EN LAS VACUNASUn año después, Italia está inmersa en la campaña de vacunación para intentar lograr la inmunidad de grupo lo antes posible y volver a la normalidad.Por el momento, se han administrado 3.456.292 vacunas y 1.328.162 personas ya están inmunizadas con las dos dosis necesarias.Los expertos advierten de que el plan de vacunación debe ir más rápido, y las autoridades italianas achacan el retraso a los recortes de suministros anunciados por las farmacéuticas que entregan vacunas a Europa.La última ha sido la firma AstraZeneca, que ha advertido a Italia de que no podrá dar 60.000 dosis prometidas a tiempo, algo "muy grave" según el secretario del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Nicola Zingaretti.Más allá de los incumplimientos de las farmacéuticas, Italia ya ha recibido 4.692.000 dosis y por el momento ha administrado el 73,3 %.

El XV de la Rosa impone su jerarquía ante la ‘azzurra’

Gales venció por un solo punto en Murrayfield e Irlanda recibe esta tarde a Francia

Mario Draghi jura como primer ministro de Italia

El expresidente del Banco Central Europeo recibió el encargo del jefe del Estado, Sergio Mattarella, tras la dimisión de Conte el pasado 26 de enero. 

Italia deja a España, sin Nadal, fuera de la final

Carreño cedió ante Fognini y Bautista contra Berrettini; los transalpinos se jugarán la corona contra la potente Rusia

Salvini se muestra dispuesto a apoyar un Gobierno presidido por Mario Draghi

Es un momento en el que por el bien del país se tienen que superar los intereses personales y los partidismos", añadió."Prefiero estar en la habitación donde se decidido cómo se utiliza el dinero de nuestros hijos, que fuera", añadió, en alusión a la gestión de la millonaria partida que Italia prevé recibir de los fondos europeos para la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia.También afirmó que con Draghi habló de Europa y afirmó que algunos hablan de un europeísmo pero privo de contenidos para poner vetos a la Liga", pero que ellos siempre irán a Europa a defender a Italia. Añadió que también expresó el expresidente del BCE también su oposición a cualquier tipo de aumento de impuestos o de la llamada "patrimonial", la tasa a las rentas más altas.La delegación de la Liga se reunió hoy con Draghi en la sede de la Cámara de Diputados donde éste está dialogando con todas las fuerzas políticas para consensuar un nuevo Gobierno. Ahora, Draghi debe acabar su primera ronde consultas con la formación mayoritaria, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S).El apoyo de la Liga o el M5S son decisivos para la formación del gobierno presidido por Draghi, que hasta hora ha recibido el apoyo de todas formaciones parlamentarias, a excepción de la ultraderechista Hermanos de Italia. 

Mario Draghi tratará de gobernar una Italia bloqueada por la crisis política
El expresidente del BCE aceptó el reto de formar un nuevo Ejecutivo, con un parlamento italiano fracturado