hubo

Sánchez nos promete vacunas para todos

Tal vez, el problema radique en que después de aquella victoria sobre el virus que nos lanzó no hubo una rectificación, no hubo autocrítica, no hubo la sinceridad que tendría que tener un presidente, tan simple como decir: “Me equivoqué”.