Gerard Valentín

Gerard Valentín, “más cómodo” que nunca en Lugo

El extremo aporta profundidad al conjunto rojiblanco desde la banda derecha

Gerard Valentín, una de las claves de la salvación

Las paradas de Ander Cantero, la seguridad defensiva de Frederico Venancio, los goles de Manu Barreiro, el desequilibrio del panameño ‘Puma’ Rodríguez y Gerard Valentín y la reacción con la llegada de Rubén Albés al banquillo contribuyeron de forma decisiva a la permanencia del Lugo en Segunda División.1 Las paradas de  Ander CanteroEl guardameta rojiblanco volvió a ser un seguro bajo palos, aunque también se contagió de la mala dinámica del equipo durante esa etapa del campeonato en que los rojiblancos acumularon dieciséis partidos seguidos sin ganar y eso le llevó a caerse de la alineación en un partido con el cuarto técnico de la temporada, ante el Zaragoza (2-2).Su paso por el banquillo fue efímero y le permitió reactivarse para ser una figura clave en los últimos partidos de la temporada, con estiradas, exhibición de reflejos y acierto también para detener un penalti.2 La seguridad de Frederico VenancioPor la defensa del Lugo han pasado numerosos jugadores para acompañar al indiscutible, Frederico Venancio, que lideró la retaguardia rojiblanca en su primera temporada en el fútbol español.A su lado estuvieron Marcelo Djaló, Diego Alende e incluso centrocampistas como Carlos Pita y Xavi Torres.3 Los goles de  Manu BarreiroEl delantero gallego llegó a los doce goles, su mejor registro en el fútbol profesional, la mayor parte de ellos desde los once metros, donde mostró su sangre fría y contribuyó a sumar puntos para lograr la salvación.Llegó a las ocho penas máximas convertidas.

Los seis exdeportivistas que eludieron el infierno

En un final de curso más apretado que nunca, hasta seis jugadores que han vestido la casaca del RC Deportivo pudieron esquivar el temido descenso a Primera RFEF o lo que es lo mismo, poder permanecer en el fútbol cien por ciento profesional.Las victorias en la última jornada del CD Lugo en Vallecas (0-1) y del Alcorcón ante el Espanyol en Santo Domingo (1-0) han permitido a un ramillete de exblanquiazules lograr la permanencia en la Liga SmartBank.En las filas del Alcorcón, el entrenador encargado de reconducir la nave a buen puerto ha sido el jienense Juan Antonio Anquela, que estuvo en el banquillo de Riazor en el ejercicio 19-20, concretamente en las nueve primeras jornadas.En esta ocasión, el andaluz no inició la temporada con los amarillos sino que relevó a Mere Hermoso en la duodécima fecha del campeonato.Con más pundonor que nunca fue capaz de sacar adelante a una entidad muy modesta, que se hizo fuerte en casa para apuntalar la salvación en el último partido y gracias a un tanto de Hugo Fraile.Además del míster, dos veteranos criados en la cantera de Abegondo como Laure y Xisco resultaron decisivos en sus respectivos cometidos, defensivo y ofensivo.El lateral derecho, capitán de los de Santo Domingo, volvió a ser un referente en la regularidad, con casi 3.000 minutos de juego; por su parte, el delantero regresó al fútbol español en enero después de su periplo uruguayo y se apuntó cinco dianas fundamentales para la permanencia.En las filas del CD Lugo sobresalieron también tres hombres con pasado reciente en A Coruña: Carlos Pita, Gerard Valentín y Luis Ruiz.El primero de ellos, el mediocentro coruñés reconvertido a central tuvo un rol notable en la escuadra del Anxo Carro, por la que esta temporada se han sucedido hasta cuatro técnicos —síntoma inequívoco de la irregularidad del bloque—.

“Yo siempre confié”, dice orgulloso Gerard Valentín

El compromiso de estos chicos es enorme, guiados por unos capitanes top”, escribió el preparador franco-tunecino en sus redes sociales.El técnico no dudó en dar la “enhorabuena” al club gallego por la permanencia y afirmó que su “afición se merece seguir en el fútbol profesional”.Nafti cogió las riendas del equipo después de cinco partidos disputados, comenzó su etapa con tres victorias consecutivas, logró sacarlo de las posiciones de descenso y llevarlo a las de promoción de ascenso, pero después entró en una racha de partidos sin ganar por la que fue destituido tras 22 encuentros en el banquillo.Su cese se produjo tras una goleada en Almería (4-1), donde no pudo dirigir al equipo tras haberse saltado el protocolo de LaLiga con respecto a la Covid-19.Nafti fue sustituido por Luis César Sampedro, que no pudo ganar en los ocho encuentros de su segunda etapa como técnico rojiblanco, y la temporada acabó con Rubén Albés en el banquillo y una salvación ‘in extremis’.