Francisco Muro de Iscar

Sánchez y la caída del muro de Berlín

Pero mientras en la España real la inflación sube al 10,2 por ciento, el máximo desde 1985, sin control alguno, la gente normal no llega a final de mes y las empresas se acercan al precipicio, el Gobierno sigue empeñado en lo suyo: controlar las instituciones y las empresas públicas y no públicas, dar todo tipo de facilidades para el cambio de género o para el aborto, a partir de los 16 años o antes en algunos casos, mirar para otro lado en las violaciones de los derechos humanos en la frontera con Marruecos y, eso sí insistir en lo que inició Zapatero: una nueva ley de memoria “democrática”, que va a investigar los crímenes franquistas “hasta 1983”(¡).Una ley sacada adelante con dos de los socios que más han hecho por la concordia y la paz, no ya en el País Vasco sino en toda España: el PNV y Bildu.

Descrédito político, judicial y económico

La maniobra para que el Gobierno pueda elegir a dos miembros del Tribunal Constitucional y así garantizarse una mayoría “progresista”, permitiendo al Consejo General del Poder Judicial hacer otros dos nombramientos de vocales, cuando le prohíbe hacer los que son fundamentales para el funcionamiento diario de la Justicia, es un enorme escándalo porque demuestra que le importa un bledo la independencia de ambos órganos.

Perder los papeles

Sí me preocupa que el ministro que manda en el Gobierno, el fontanero predilecto del presidente, haya dicho, al presentarlo, horas después de la derrota andaluza, que “elegimos al mejor líder, valiente, determinado, audaz, que enfrenta los problemas de cara, el líder que desde el Gobierno de España está transformando nuestro país y nos ha llevado a la vanguardia de Europa y de la Unión Europea”.Bolaños se empeña en superar a Lastra, aunque lo tiene difícil.

¿Será Díaz la Feijóo del PSOE?

Cómo mantener un Gobierno donde hay ministros quemados, ministros ausentes, ministros inútiles y ministros en guerra.Coincide esa situación con la desunión desorganizada de la extrema izquierda en Andalucía, que les va a dar un fuerte castigo, con el hundimiento de Podemos en toda España y con la puesta en marcha, por fin, de “Sumar”, la plataforma de Yolanda Díaz que, aunque “busca solo escuchar”, lo que quiere es “Ganar España”.

Abrazos que dan vida

Son iniciativas de la sociedad civil, en este caso con el patrocinio de Nivea, que hay que empujar para que se conozcan y para que crezcan.

La factura de la injusticia

Me refiero, por ejemplo, a la grave inestabilidad en la Fiscalía General del Estado, acentuada desde la llegada a ese cargo de la actual fiscal general Dolores Delgado y que esta semana pasada ha sufrido un grave varapalo en las elecciones al Consejo Fiscal.

Contra el escándalo institucional

Si Sánchez quiere sobrevivir a los problemas externos e internos no tiene otra alternativa que responder a las propuestas de Feijóo, hablar con él de los problemas reales de los ciudadanos y consensuar medidas.El nuevo líder del PP ha hablado también de la necesidad de reducir el aparato burocrático del Estado, por supuesto el número de Ministerios y ministros inútiles y el de asesores, multiplicado hasta la saciedad por Sánchez y su doble Gobierno para colocar a sus fieles o para tapar las carencias de algunos de los jefes.Pero hay otro asunto en el que Feijóo debería ser muy exigente y, también, comprometerse para el futuro: poner fin a los nombramientos de afines en cargos que exigen la máxima independencia, acabar con las puertas giratorias de una vez y regular de forma clara el nombramiento de altos cargos en las empresas públicas.El caso más sangrante es el de la fiscal general, ex ministra de Justicia, exdiputada por el PSOE que no ha dejado de demostrar día tras día, el grave error que fue su nombramiento ni de hacer crecer el desprestigio de una institución básica en el Estado de Derecho.

¿Pero es posible la convivencia?

Y, finalmente, Bildu no solo son los herederos de los asesinos de ETA y están consiguiendo beneficios para éstos y más dolor para sus víctimas, sino que su odio hacia España y lo español es manifiesto.Si la derecha está dividida, no digamos lo que hay en Podemos o en el nacionalismo catalán.

Semana de Pasión y de certezas

Es, como dice el sacerdote y periodista Antonio Pelayo, “la vivencia del hecho más trascendental y extraordinario que ha vivido la Humanidad, que Dios escogiera un día ser un niño pobre en Belén y aceptara voluntariamente su Pasión e ignominiosa Muerte para resucitarnos a todos”.Esta Semana Santa vuelven los pasos y los tronos, las imágenes que condensan lo mejor de nuestra cultura, de nuestra fe y de nuestra historia.

Yo no me fiaría, señor Feijóo

Sabe hacer equipo, se ha curtido en la política local, en la nacional y en la autonómica y es un excelente gestor, como demostró en el Insalud, en Correos y en la Xunta.

La deficiente política exterior

Y no dejan nada positivo frente a la cultura, el idioma y la modernidad que dejó España.Podríamos ser claves en África, especialmente en el norte pero desde posiciones de equilibrio; nadie puede y debe ser un mejor referente en Hispanoamérica desde la cooperación sólida; Europa es nuestro objetivo principal; con Estados Unidos y con el Atlántico Norte tenemos que ganarnos el respeto desde la alianza responsable y la confianza; y en Asia y el Pacífico, pintamos poco a pesar de que el eje de crecimiento futuro está allí.

Una cierta hipocresía

Eso que ignoran muchos ciudadanos rusos a los que el régimen autocrático de Putin les esconde la información, les miente y utiliza las ‘fake news’ como otra arma de guerra.Bien por las empresas que han cerrado sus puertas en Moscú, por los bancos que han cerrado el grifo que mantiene a los oligarcas que apoyan a Putin.

Esas otras mujeres sin derechos

Pero las voces por la igualdad deberían ser especialmente elevadas desde nuestros países con derechos hacia las otras naciones que cada día los violan, especialmente sobre las mujeres y las niñas.Echo de menos estos días las voces firmes de las organizaciones feministas contra la violencia que sufren las mujeres en Ucrania, donde muchas tienen que huir para salvar a sus hijos y otras se quedan para empuñar los fusiles y defenderse de un agresor dictatorial, salvaje e inhumano.

Los niños que miran a los ojos de Putin

Cada niño asesinado (en una guerra siempre las victimas más inocentes y vulnerables) por las fuerzas invasoras rusas enviadas por Putin es una interpelación directa a sus asesinos y a la comunidad internacional.

Sánchez no puede esperar a Feijóo

La amenaza no es solo para las cuentas públicas, es para todos los ciudadanos.Al margen de mantener una política firme contra Rusia en todos los órdenes, España necesita un pacto por la estabilidad que garantice la creación y el mantenimiento del empleo, sin nuevas cargas para las empresas, especialmente las pymes, para que puedan acabar de recuperarse, medidas para evitar subidas encubiertas de la fiscalidad, un freno a los exigencias de los nacionalismos, el control riguroso de los fondos europeos, la independencia de los reguladores y el final de las puertas giratorias, un pacto sobre el Consejo General del Poder Judicial que acabe con el bloqueo de la justicia y su sometimiento a los dos grandes partidos y acuerdos en otros grandes temas de Estado.

Burbujas “de bienestar”

Carlos San Juan, ese luchador de 78 años, que ha doblado el pulso a la Banca, consiguiendo mejorar los horarios de atención al público y especialmente a los mayores que viven en la España vaciada, se enorgullecía con razón de que éstos van a poder seguir viviendo “en la burbuja analógica, que es la que les corresponde”.

Democracia: ni depreciada ni despreciada

Es una aberración el abuso del decreto ley por parte del Gobierno –en torno a un centenar– para hurtar el debate parlamentario, o la utilización de leyes para incluir, y que se aprueben con nocturnidad y alevosía, otros asuntos que no tienen nada que ver: pensiones y mascarillas el último ejemplo.La democracia se falsea cuando se pactan acuerdos de Gobierno con quienes quieren acabar con el sistema, cuando se ceden competencias para conseguir mantenerse en el poder al precio que sea o se conceden privilegios a presos de ETA, negociados bajo cuerda y sin publicidad, y se convierte a sus herederos en socios fiables.

Iglesia: tiempos de invierno social

Pero su negativa reiterada a abrir una información pública, a hacer un estudio histórico o a crear una comisión independiente de expertos para aclarar los abusos la ha puesto al pie de los caballos y ha logrado que otros se pongan al frente y no precisamente con el interés de descubrir la verdad sino de hacer daño y restar influencia a una Iglesia que hace una gran labor social y educativa y que reúne cada domingo en sus iglesias a más de diez millones de fieles, a pesar de todos los pesares.

La cuesta de enero más empinada

La tesis es que necesitamos más empleos para más gente en más lugares de España y que el reto descansa en mejorar simultáneamente la producción y la preproducción.En una economía de mercado y en una sociedad democrática que funcione armónicamente el pegamento para la recuperación de la prosperidad es un nuevo contrato social, un compromiso moral y político de los que van bien que permita distribuir bien los costes de las crisis y de las recesiones, pero también los de las fases de prosperidad.

El país que podemos ser

Los expertos señalan con razón que nunca ha sido mayor la distancia entre las necesidades de profesionales que demandan las empresas y la educación que reciben nuestros estudiantes.

1 2 3 4 5