extrema izquierda

Las balas que duelen

Dicho esto, y escuchando los gritos desgarradores fundamentalmente de los seguidores de Iglesias por la amenaza recibida, cabe también mostrar sorpresa por las declaraciones del propio Pablo en la sede de la cadena SER donde dijo: “espero que esta amenaza sirva para llenar de votos democráticos (se refiere a los que van para el) el próximo día 4”.