estrategia

Por qué los niños no están ni estarán hasta 2022 en el plan de vacunación

¿Justifica el mayor contacto social de los adolescentes que vayan antes que los niños?En este sentido, la estrategia incide en que el grupo de entre 15 y 29 años es el que más alta incidencia de casos presenta dada su alta exposición, "con un mayor número de salidas al exterior relacionadas con el ocio, viajes, mayor número de relaciones interpersonales y un relajamiento excesivo de las medidas de seguridad".Una edad más joven y el sexo masculino se asocian a un menor uso de las medidas higiénicas, "lo que promueve la exposición y el contagio" entre ellos "y de forma secundaria al resto de la población".Sin embargo, la exposición en el ámbito escolar es baja y supone el 1% de los casos diagnosticados desde el 10 de mayo, muy alejado de los más frecuentes, que son el domicilio (33%) o entorno desconocido (40%), lo que refleja "el cumplimiento estricto de las medidas de seguridad en los centros educativos".UN SISTEMA INMUNITARIO MÁS FUERTETodavía queda otro interrogante, el de la capacidad erradicadora de la transmisión de las vacunas, si bien cada vez hay más datos, sobre todo los que ha arrojado la vacunación masiva en Israel, de que los fármacos pueden prevenir la transmisión, "sino del todo -señala Álvarez-, casi del todo".Es decir, "no van a acabar del todo con el virus en la nasofaringe pero sí van a reducir muchísimo la carga, con lo cual va a ser difícil que puedan contagiar a los demás".