bancarias �

Y entonces habló Calviño

No se sabe a que familias se refiere porque desde luego no es a la de sus empleados a punto de ser enviados a ERES y ERTES.Así que no están de más las palabras de la Vicepresidenta Nadia Calviño pidiendo a la banca que actúe con responsabilidad.Es de esperar que lo hagan pero no han comenzado con buen pie, precisamente por esa falta de sensibilidad y pudor a la hora de anunciar esas remuneraciones extraordinarias de sus directivos.Que los mismos directivos que se van a endosar en el bolsillo cantidades considerables de dinero sean los que despiden a miles de trabajadores es algo incomprensible.Ignoro si estos directivos tendrán en cuenta la petición de Nadia Calviño para que busquen alternativas que no sean exclusivamente el despido de los trabajadores.Pero la vicepresidenta ha dicho algo más y que el cobrar de los sustanciosos bonus por parte de los directivos de las grandes corporaciones bancarias “no se corresponde en absoluto con la situación económica de nuestro país y menos cuando estas entidades están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas”.Creo que la inmensa mayoría de los ciudadanos se sentirán no sólo de acuerdo sino también reconfortados por las palabras de la Vicepresidenta.Subirse el sueldo mientras echas gente a la calle es lisa y llanamente inmoral.