Alberto Núñez

Feijóo y el cambio

Cabe pensar que va a centrarse en hacer una oposición sin concesiones a la galería mediática propia –que antes de colgar la gabardina y ponerse a trabajar ya le está pidiendo un programa de Gobierno–, ni amedrentarse ante las andanadas del agit-prop monclovita.Como partido que ha gobernado España y puede volver a tener que asumir esa responsabilidad, de sus nuevos dirigentes se espera que primen los intereses de los ciudadanos construyendo una alternativa política y económica al sanchismo sin olvidar que hay asuntos que por su trascendencia emplazan a un diálogo con quien está en el Gobierno.

1 2 3 4 5