Domingo 20.01.2019
Opinión
Editorial

La concejala que asume el papel de la sartén parlante

Una sartén –posiblemente un antepasado remoto de los robots de cocina, pues tenía capacidad de hablar– le dijo a un cazo –también algo tendría que ver con las thermomix, ya que era capaz de entender: “Quítate, que me tiznas”. Saltando de los fogones al palacio municipal, la concejala Eugenia Vieito; sí, hay una concejala que se llama así, que es la responsable de Hacienda, podría ser la protagonista de la machada. Al conocerse la marginación que los Presupuestos Generales del Estado imponen a A Coruña, tuvo el valor de afirmar: “Pobre do que intente salvarlle a cara a estes orzamentos porque son un desastre”. La afirmación se ajusta perfectamente a la realidad, es... [+]

Trump desvela que Melania no sabe nada de cocina

Trump es un salvaje, pero todavía piensa, con la entrepierna, eso sí, pero también de ahí salen las ideas de Nacho Vidal y el tío tiene su reputación. Pero el catalán es un profesional y el magnate –¡qué cuidado hay que tener para que no se bailen las letras y escribir mangante!–, es un amateur, de ahí quizá sus gatillazos cuando tiene que razonar. Así le ha ocurrido durante la recepción a los Tigres de Clemson, el equipo campeón de la Liga universitaria de fútbol americano. La falta de personal por el cierre de la Administración dejó a la Casa Blanca sin cocineros, así que el presidente optó por encargar mil hamburguesas y se lo explicó a los deportistas: “O pedía... [+]

El maestro de Casado fue Rajoy

Desde que renunció a la presidencia de honor del partido al que condujo al deshonor más absoluto, pues durante su imperio fue cuando la corrupción se desbocó y se metió a lobista, con “b”, no con “v”, o sea, no es un depredador de mujeres, sino de voluntades, Aznar tiene mucho tiempo libre. Como se aburría tanto, cada dos por tres se explayaba con una homilía demonizando a Rajoy, todas ellas con el mismo título: “Duro y a la cabeza”. Retirado Rajoy, entró en un período de mudez, del que solo salió para asumir la presidencia del club de fans de Pablo Casado y ahora para proclamar el martirio que sufre su ídolo. “Yo legué un centro derecha unificado y Casado lo hereda... [+]

Errejón aprovecha la baja de paternidad de su jefe para vengarse

¡AY, los celos! ¡Qué malos son! Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón se la tenía guardada a Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias. A él nunca le había dado el biberón ni le había cambiado el pañal y, en cambio, para atender a sus hijos se ha cogido la baja de paternidad. ¡Vaya cosas tienen los amantes feministas! El purgado exnúmero dos de Poemos ha aprovechado la ausencia de su jefe para vengarse. El macho alfa morado había pactado con IU que la número dos en la lista al Ayuntamiento de Madrid fuese Sol Sánchez, pero Errejón se niega en redondo y solo admitirá que el segundo puesto de la candidatura lo ocupe su groupie Clara Serra. Ya está... [+]

Un impulso a los peixes transgénicos

Pedro “La sonrisa” Sánchez anda como loco en busca de apoyos para sacar adelante los Presupuestos. A los catalanes les ha prometido millones a feixes y a los vascos les ha ofrecido millones de peixes. Igual millones es una exageración, ducias sería más acertado. El presidente del Gobierno le ha planteado al PNV transformar la central nuclear de Lemoniz en una piscifactoria... La planta nunca llegó a funcionar, pero seguro que por allí hubo algún núcleo atómico o alguna cosa parecida. Las mutaciones de los peces pueden ser terribles –las anchoas igual hasta parecen estrechoas–, pero tendremos Presupuestos. [+]

Una rubia que se hace la morena

La coruñesa por consanguinidad –su padre y su abuelo lo eran– Cristina Cifuentes, se sinceró un día y demostró lo lista que es. Se teñirá de rubia, pero conserva su cerebro de mujer de pelo oscuro: “Cuando te reúnes con hombres y te haces la rubia, consigues muchísimo más”. Elle Macpherson ya salió loira de fábrica, pero el cerebro le funciona de maravilla. Ella solita descubrió a Anthony Enrique Gignac, que, aunque por el nombre no lo parezca, es colombiano. Llevaba años haciéndose pasar por un príncipe saudí y era un timador de cuidado. Ella lo pilló en un renuncio e alá foi o conto. Para que después digan de las rubias. [+]

Otro servicio de Lucas al Deportivo

Lucas “Buah, neno” Pérez se marchó un tiempo a Londres y se transformó el “Bouah, boy”. Regresó de la city, recuperó su personalidad originaria, pero poco después volvió a irse para allá. Valor tiene, pues retornó a London sabiendo tan poco inglés como sabía cuando había ido la primera vez. Ahora está al borde de una nueva metamorfosis; puede convertirse en “Buah, quillo”, si se va al Betis, o en “Buah, noi”, en caso de que fiche por el Valencia. Ambos lo quieren y al equipo al que llegue le sobrará un jugador... A ver si de rebote aún va a pescar el Deportivo al marginado. Lucas “Buah, neno” Pérez, the fisherman. [+]