domingo 9/8/20

La salida sur

En los últimos tiempos, y probablemente por causa del período preelectoral, se viene escuchando mucho ruido sobre la salida sur de Vigo, con notables inexactitudes. Y es que las declaraciones de los políticos en las elecciones son como el berreo de los ciervos cuando están en celo. Así que me gustaría aclarar algunas ideas.

1.- La salida sur de Vigo, estaba aprobada, y formaba parte de la obra ferroviaria Ferrol-Tui. José Blanco firmo la orden para levantar las tuneladoras al llegar al barrio de San Lorenzo de Vigo y cancelar las obras de la salida sur.  

2.- La financiación europea no depende de que se integre o no en el Corredor del Atlántico. Está catalogado como tramo transfronterizo, por lo que la financiación se puede pedir ya, cuando el Gobierno quiera. Así que dejémonos de maniobras de distracción y de falsos lloros de plañideras sociopolíticas.

3.- El argumento utilizado por responsables de Fomento de que depende de que Portugal mueva ficha, es mentira. Y curiosamente es el mismo argumento que utilizaba otra exministra socialista Magdalena Álvarez para parar las obras del tren entre Galicia y Portugal. Decía que no avanzaba, porque Portugal no avanzaba, pero en paralelo le negaba a Portugal un acuerdo sobre el ancho de vía, para que Portugal no avanzara y así tener excusa para no hacer nada. Portugal ya tiene en obras todo el trazado hasta la frontera que estará en servicio en el primer semestre de 2019, con trenes equivalentes al Alvia. Entre Lisboa y A Coruña, nunca habrá AVE, porque hay una parada importante cada 30/60 kms. Y un AVE tiene que acelerar y desacelerar y en distancias tan cortas no es posible alcanzar altas velocidades de forma rentable. Así que el argumento del ministerio para paralizar la salida sur, es un argumento mal intencionado, y falso .

5.- Vincular el AVE con Cerdedo es como vincular un hospital con una clínica de cirugía estética. La variante de Cerdedo nunca se va a hacer, y ya es hora de que alguien diga en público lo que todos dicen en privado, incluyendo muchos de los que aparentemente lo promueven. Cuando se discuten 400 millones que cuesta la salida sur, nadie puede creerse que vayan a invertirse 3.000 millones por un capricho político que solo busca tapar la vergüenza de no haber sido capaces de ponerse de acuerdo los que ahora lo proponen, cuando el AVE iba a entrar en L por Vigo hacia Coruña, y un ministro del PP, Álvarez-Cascos, decidió la entrada en Y desde Santiago. Saben dónde estaban entonces los próceres que ahora lo defienden, peleándose por el control de Caixanova, de la CEP, de la Cámara de Comercio y del Concello.

5.- El presidente de la Xunta debería ser más prudente en sus declaraciones y aprobar una petición al Gobierno. Como hacen los vascos. Y como hizo el Parlamento gallego. Porque durante los años de gobierno de su partido no abrió la boca para reclamar la salida sur, ni el corredor del Atlántico. Es lo que se llama el milagro de Pedro Sánchez: los mudos ahora hablan. 

6.-Por último, los pseudodirigentes económicos deberían recordar lo calladitos que estuvieron durante el gobierno del PP, e incluso como faltaron a reuniones de lobby, como la Cumbre de O Barco de Valdeorras, boicoteada por órdenes superiores. Así que dejémonos de tanto ruido y pasemos a lo realmente importante: La salida sur solo necesita dos actuaciones, que pueden ser tomadas mañana mismo: 1.- Sacar a exposición pública el Estudio Informativo Previo de la salida sur de Vigo y 2.- solicitar a Bruselas el 50 % de cofinanciación por su condición de Tramo Transfronterizo. Todo lo demás son mentiras, engaños y postureos. Dicho sea con todos los respetos, naturalmente.

Comentarios