Jueves 15.11.2018

Un viernes con los triunfitos

Ya están aquí. Tenemos hoy en A Coruña a todos los protagonistas de OT 2017 con el cartel de no hay entradas en el Coliseum. Estamos encantados de ver en acción a las grandes estrellas de un certamen donde Amaia, cuya voz y personalidad ha cautivado a los numerosos fans de este tipo de concursos, se lleva la palma.

Ya están aquí. Tenemos hoy en A Coruña a todos los protagonistas de OT 2017 con el cartel de no hay entradas en el Coliseum. Estamos encantados de ver en acción a las grandes estrellas de un certamen donde Amaia, cuya voz y personalidad ha cautivado a los numerosos fans de este tipo de concursos, se lleva la palma.
Disfrutaremos, entre otros, con Roi (Teo), ideólogo de su ya famoso “sapoconcho”. También Miriam Rodríguez (Pontedeume), quien luchó hasta el último momento por dar la vuelta al cartel de favorita que le daba el triunfo a una Amaia, que tenía a Marisol como su gran referente en sus años de niñez (mentalmente sigue siendo una niña) y un Luis Cepeda (Orense) que no puede evitar que su complicidad con Aitana pase desapercibida. 
Los chicos de la academia nos dejan también muchas historias divertidas y actuaciones que, pasado el tiempo, siguen dando que hablar. Todos sabemos que Eurovisión volvió a ser un fracaso con ese cuarto puesto por la cola del peculiar Alfred y la angelical Amaia cuando la opinión generalizada era que la canción “Malo malo” de Ana Guerra y Aitana tenía más opciones de luchar por un puesto más digno aunque después de ver y escuchar la canción ganadora, no sé qué pinta España en este tipo de festivales que, además, le cuesta a los españoles un auténtico pastón. 
Tampoco nadie olvida la sensibilidad de Luis Cepeda defendiendo a Alfred cuando el catalán le había regalado a Amaia el libro “España de mierda”. El gallego no dudó en salir en defensa de su compañero en Twitter censurando las críticas con una frase demoledora: “Preferimos hundir la vida de dos niños a levantarnos del sofá por los miles de euros que nos roban” agregando, indignado, que “A veces sí que es España de mierda”. Y hablando de Cepeda, reveló una de sus grandes anécdotas en “Los 40” donde preguntado por Dani Mateo, no tuvo reparo en desvelar, entre risas y cachondeo, que su exnovia se había “comido la cola” de su casting celebrado en Bilbao a pesar de vivir en Madrid. Es la idiosincrasia de los grandes genios.

Un viernes con los triunfitos
Comentarios