Martes 20.11.2018

Los valores en el fútbol base

No dejo de ver imágenes donde el fútbol base es el triste protagonista.

No dejo de ver imágenes donde el fútbol base es el triste protagonista. Los insensatos de siempre siguen haciendo lo que les da la gana y hacen que los llamados valores del deporte rey se estén haciendo cenizas en el infierno. Siempre se destaca que toda actividad deportiva aporta empatía. Que hace amigos. Que te forma como persona gracias al esfuerzo y al trabajo en equipo. Es evidente que urgen soluciones. Hay que cortar de raíz una violencia cada vez más extrema y radicalizada. Hablando del fútbol base, hay quien apuesta por una solución drástica: prohibir el acceso de los padres a los campos de fútbol. ¿Sería viable?
Después está el otro lado más humano y sensible de este deporte. Cuando llevas a un niño a un campus de fútbol. Allí esperas unos mínimos que no siempre se cumplen. Cuando envías a tu “enano” a uno de estos eventos, dado su carácter exclusivamente futbolístico, esperas unos contenidos mínimos condensados en pocos días que no siempre se cumplen. Control de balón, posición en el campo, transiciones, etc. Son conceptos básicos que cualquier “proyecto” de futbolista o simplemente un niño enamorado del “deporte rey” aspira a emprender o simplemente a mejorar.
Aquí, la labor del monitor se antoja imprescindible, ya que su ilusión, nervio, temperamento y su gusto por el fútbol se contagian inevitablemente a esos pequeños ávidos de buenos consejos y de un poquito de atención para que el curso sea aprovechable. Duele a la vista ver a niños alrededor de un balón sin una colocación y sin la corrección del monitor en cuestión.
El verano es, sin duda, el mejor momento para afianzar estos conceptos aprendidos o todavía por llevar a la práctica en la temporada invernal. La experiencia me dice que no. Que estos cursos de verano muchas veces sirven para otra cosa. Como para disfrutar con compañeros nuevos, aprender a integrarse en un nuevo equipo y jugar… jugar mucho, a su bola, sin mucho criterio y sin incidir en los conceptos básicos que también parece que se van de vacaciones. Será con el comienzo del curso cuando se vuelvan a esos conceptos del fútbol que en verano también se toman vacaciones.

Los valores en el fútbol base
Comentarios