Lunes 18.03.2019

Galicia cumple y crece

en medio del estruendo de la oposición que no ve en Feijóo y su gobierno más que males sin cuento sin mezcla de bien alguno, han destacado estos días en la actualidad económica dos buenas noticias para nuestra comunidad. Por una parte, ser una de las comunidades que más va a crecer el año que viene y, por otra, figurar en el pelotón de cabeza en el cumplimiento de los objetivos de déficit.
A juicio de Funcas, la Fundación de Cajas de Ahorro, la economía española “perderá fuerza” y crecerá este año un 2,6 por ciento y el próximo un 2,2 por ciento, estimaciones muy en la línea con la reciente revisión a la baja hecha por la Comisión Europea. Con todo, sigue en positivo y por encima de la zona euro.
La ralentización refleja la pérdida de dinamismo del sector exterior, en especial del turismo, que se resiente de una saturación en los destinos más populares durante los meses de verano, así como de la competencia de otros países. También se destaca el peso negativo de la industria del automóvil, a la que no ayudarán nada los planes del Gobierno Sánchez sobre la no tan lejana prohibición de los vehículos contaminantes, aunque se trate de un mero anuncio.
En buena lógica, las comunidades que más van a sufrir van a ser las turísticas (Cataluña, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana, Andalucía, por debajo de la media nacional). Galicia, por su parte, tiene la sexta mayor estimación de crecimiento, ranking que siguen encabezando –cómo no– Navarra y País Vasco.
Sin embargo, tal vez sea más enjundioso el reciente Observatorio fiscal elaborado por Fedea, según el cual las comunidades siguen resistiéndose a sanear sus cuentas. Y es que al menos siete territorios autonómicos incumplirán este año en objetivo de déficit, fijado en el 0,4 por ciento del PIB.
De ellas, ocho celebrarán elecciones en mayo próximo, lo que podría explicar el escaso interés de sus dirigentes por cuadrar las cuentas, pese a haber contado este año con mayores ingresos tanto por transferencias del Estado (3.813 millones más que en 2017) como por el crecimiento de los ingresos procedentes de los impuestos que gestionan, que hasta julio habían aumentado un 12 por ciento.
Esta tasa más que duplica la previsión del 5 por ciento que se estableció en los presupuestos regionales. Lo que sucede al tiempo es que el fuerte aumento de los ingresos queda en la práctica diluido con un avance igualmente acusado del gasto: un 4,4 por ciento más.
Entre las comunidades que previsiblemente cerrarán el año con mejor balance en este ámbito destacan Canarias, País Vasco, Galicia y Navarra. Y es la aportación positiva de estas Administraciones territoriales lo que permitirá que el conjunto del sector sí vaya a cerrar el año cumpliendo, aunque ajustadamente, el objetivo del 0,4 por ciento de déficit.

Galicia cumple y crece
Comentarios