Lunes 20.05.2019

Una hora perdida que refuerza nuestro compromiso

Esta semana hemos tenido una oportunidad. Y la hemos aprovechado.

Esta semana hemos tenido una oportunidad. Y la hemos aprovechado. Le hemos pedido, cara a cara, al alcalde que acometa con urgencia y sin remolonear el rescate de los barrios, el respaldo firme a las asociaciones y el fin de la parálisis de la gestión municipal. Hemos actuado en el escenario que se nos ha planteado, por más que sigamos pensando que temas de este calado deben ser planteados en la Junta de Portavoces y no de manera individual. Es de sentido común.
Son las tres patas del banco sobre el que hay que apoyar el futuro de nuestra ciudad antes de que sea demasiado tarde. Por desgracia, ha pasado la semana y las esperanzas siguen siendo pocas. 
Hemos salido del despacho de Xulio Ferreiro con las manos vacías. Ni un solo papel, ni un documento que hable del ausente compromiso con las piedras angulares de A Coruña. Nada acerca de la movilidad, nada acerca de la fachada marítima, nada acerca del área metropolitana. Nada de nada. 
Por lo que trasladan los medios de comunicación, no hemos sido los únicos. El alcalde busca la foto, como la buscará en el desfile de la victoria que prepara en el Rosalía de Castro para celebrar las rentas que le ha proporcionado el titubeo crónico del Partido Socialista. Ignoramos cuál va a ser ahora la hoja de ruta del PSOE o del BNG. Pero tenemos muy clara la nuestra. Avanzamos, solos o acompañados, pero con la frente alta y el paso firme.
Esta ciudad sigue en el aire, pero aún cuenta con un aliado. El Partido Popular va a seguir insistiendo en que el camino es la negociación, la gestión, las soluciones a los problemas que realmente preocupan a los vecinos. Nos mueve Coruña porque, a día de hoy, nos duele Coruña. Queremos una Coruña limpia y segura. Queremos una Coruña con oportunidades. Una Coruña para el empleo, una Coruña para las asociaciones, una Coruña de y para los barrios, una Coruña unida, no una Coruña dividida.
Nos hemos propuesto escuchar a todos y reflexionar con todos. Incluso con quienes han demostrado, de palabra, obra y omisión, que la ciudad no está entre sus prioridades. También al alcalde lo hemos escuchado. Pero ahora nos toca remangarnos una vuelta más los puños de la camisa, darle la bienvenida a quienes todos los días se unen a nuestra causa y seguir arrimando el hombro.
Seguiremos proponiendo ideas, denunciando carencias, reclamando acciones, aplaudiendo éxitos, rechazando vaguedades y poniendo el foco en los riesgos. Lucharemos contra las amenazas al futuro de una ciudad que fue vanguardia y se merece remontar. Lo haremos. Ya lo estamos haciendo.

* Rosa Gallego es 
portavoz del PP
 

Una hora perdida que refuerza nuestro compromiso
Comentarios