Domingo 24.03.2019

El triunfo del carcomido

No deja de ser sorprendente que el PP, el partido más carcomido por la corrupción, sea al mismo tiempo

No deja de ser sorprendente que el PP, el partido más carcomido por la corrupción, sea al mismo tiempo el más fuerte, sin divisiones internas. La explicación de que eso se debe a la falta de libertad no es satisfactoria. En cualquier caso, ya se ve cómo se las arreglan para ser los gallitos del panorama, mientras que los demás desgastan energías en disputas y majaderías por dentro. Y vemos a Rajoy cómo se sale siempre con la suya. No sé qué pasaría si lo que está haciendo el PP y con Pedro Antonio Sánchez se atrevieran a hacerlo el PSOE o Podemos: se echarían encima el diluvio universal de los políticos, los medios y sabe Dios qué más.
Nada que ver, por ejemplo, con lo que ocurre en Francia con el caso Fillon. Las varas de medir pueden ser tan distintas que hacen irreconocible incluso la relación más clara y meridiana. Y aquí lo que hacemos al final siempre beneficia al PP, no me pregunten cómo eso es posible. Los socialistas se pelean. En Podemos no saben defenderse de las acusaciones de la Asociación de la Prensa y se empecinan en no entender por qué a ellos les pasa lo que les pasa. Y Ciudadanos prosigue por la senda de las incoherencias. Parece que todos se confabulan para servirle al PP y a Rajoy en bandeja todos los triunfos, sin que al final nadie entienda por qué o cómo eso es posible. Lamento que hoy no haya sido uno capaz de encontrar una guía para el lector. Otra vez será. Y la corrupción PP sigue y sigue. Auditorio, Gürtel, Púnica, Correa, Rato...

El triunfo del carcomido
Comentarios