Sonó la gaita: NHU, premio honorífico

La Asociación de Músicos ao Vivo, organizadora de los premios Martín Codax da Música, concederá este año su premio honorífico a NHU, un grupo de la década de los 70 cuyo único disco de rock progresivo en gallego sigue siendo un auténtico objeto de culto.

La Asociación de Músicos ao Vivo, organizadora de los premios Martín Codax da Música, concederá este año su premio honorífico a NHU, un grupo de la década de los 70 cuyo único disco de rock progresivo en gallego sigue siendo un auténtico objeto de culto. “O premio honorífico Músicos ao Vivo deste ano 2014 ven a recoñecer a NHU como proxecto musical avanzado ao seu tempo, aglutinador dunha xeración de músicos inquedos, inconformistas e entregados a un proxecto minoritario, underground e carente de referentes próximos. Músicos ao Vivo valora a valentía, a ousadía e a fe dun grupo galego que trazou novas formas de facer música nunha Galicia recén saída da ditadura franquista. Con este recoñecemento, facemos xustiza, recuperamos memoria e ampliamos a nosa perspectiva como potencial musical, no espazo e no tempo. Parabéns a NHU”.
Cuando escuché la maqueta de NHU vi la posibilidad de incluirlos en Abrente, un sello discográfico gallego –integrado en la discográfica Zafiro– que había puesto en marcha para acoger las nuevas tendencias musicales que afloraban en Galicia a finales de los 70. Hablo con ellos y los incluyo en mi proyecto, pero, con una condición… que por algún lado “sonara una gaita” para darle al trabajo un aire más “étnico”. La “condición”, que creía importante para convencer a la jefa de producción de la discográfica, no pareció convencerles, y “a la gallega” tampoco dijeron que no.
Quién dijo “sí” fue Zafiro a quien le “vendí” la firma del contrato con “gaita incluida”. NHU graba el disco en el estudio Euro-Sonic, pero “sin gaita” y la jefa de producto pone el grito en el cielo “¡La gaita no sonó por ningún sitio!”. El disco, por cierto, muy bien acogido por la crítica especializada, se vendió más bien poco y cuando NHU inició conversaciones para grabar el segundo, le ponían la condición de que “sonara una gaita” y ellos dijeron que no. No hubo segundo disco. Ahora sí que “sonó la gaita” alto y fuerte con este reconocimiento en los premios Martín Codax de la Música.