domingo 17/1/21

La recta final

Faltn todavía el día de hoy para que termine la campaña electoral de estas elecciones municipales y los diferentes candidatos realizan un último esfuerzo, buscando convencer a sus vecinos para que depositen en ellos su confianza para los próximos cuatro años. Habrá quien piense que a estas alturas ya está todo el pescado vendido, pero en unas municipales hasta el último voto cuenta.
Es cierto que siempre se recalca en todas las elecciones la importancia de ejercer nuestro derecho al voto, pero quizás en ninguna se nota tanto su peso como en las municipales. Muchas son las historias que se cuentan sobre candidatos que terminaron perdiendo unos comicios por culpa de treinta, quince, cuatro o dos votos. Algunas serán sin duda leyendas urbanas, pero es bien cierto que su buena base real también hay y los candidatos lo tienen muy claro. Por eso harán campaña hasta el último minuto. Hay que tener en cuenta también que esta vez la oferta que se presenta al electorado es muy amplia. Han surgido partidos y opciones diversas y variadas, tantas como para que ya no tenga sentido la queja de que ninguno nos convence. Y si así fuera, visto lo visto, hasta habría que ver si no sería tiempo de propugnar nuestra propia lista electoral.
Así que tenemos, por un lado, a quienes nos muestran y enseñan lo que han hecho los últimos cuatro años, sacando pecho por su gestión y prometiendo que van a seguir llevando por el buen camino a su ayuntamiento. Y, por otro lado, a los que consideran que nada ha estado bien, que todo está fatal y que ellos son la solución a todos nuestros problemas. Es tiempo en todo caso de promesas. Lo bueno es que la solución a todo esto vendrá el día 24, cuando se recuenten las papeletas y se acabe viendo al final el reparto de concejales en cada uno de los ayuntamientos.
Aunque en vista de lo fragmentado que está todo quizás todavía tengamos que esperar un poco para ver si se aclaran entre los elegidos y llegan a acuerdos para gobernar. Por ahora parece que el único pacto que están dispuestos a firmar es que no lo haga el PP. Los populares son el enemigo a batir y para eso parece que el resto de partidos están dispuestos a asumir lo que sea, aunque veremos luego si después de un par de meses estos matrimonios de conveniencia no acaban tirándose los trastos a la cabeza.

Comentarios