miércoles 12/8/20

El valor de Homs

La verdad es que a Francesc Homs, cuando menos, hay que reconocerle una gran valentía. Que el conseller de Presidencia venga a Galicia invitado a dar una conferencia y que insista en la inutilidad del AVE gallego no deja de ser una machada en un mundo en el que lo políticamente correcto prima incluso sobre la verdad. Y es indudable que Homs tiene su propia verdad.

La verdad es que a Francesc Homs, cuando menos, hay que reconocerle una gran valentía. Que el conseller de Presidencia venga a Galicia invitado a dar una conferencia y que insista en la inutilidad del AVE gallego no deja de ser una machada en un mundo en el que lo políticamente correcto prima incluso sobre la verdad. Y es indudable que Homs tiene su propia verdad. La suya y la de otros muchos responsables políticos catalanes, que cada vez que pueden sacan esa cantinela de “España nos roba”.
Ese es su mantra, su sentencia de cabecera y sobre la que se asienta esa deriva secesionista en la que se ha sumido desde hace unos cuantos meses buena parte de la sociedad catalana encabezada por sus responsables políticos. Una idea que ha calado en la sociedad y que sirve para unir a los izquierdistas republicanos de Esquerra, a los derechistas de Convergencia y hasta a los antisistema (eso sí, en este caso integrados en el sistema) de CUT.
Lo curioso es que alzan la voz cuando una inversión no va para Cataluña pero callaban cuando el régimen del dictador Franco llenaba su territorio de fábricas mientras el resto del país, con la excepción de Euskadi, era sacrificado a vivir de la agricultura. Tampoco piaron en contra de una integración en la UE que mantuvo las excelentes condiciones para sus productos mientras, por ejemplo, Galicia veía como se penalizaban dos sectores básicos de su economía, el pesquero, que todavía agoniza sujeto a absurdas cuotas y restricciones injustas, y el lechero, hoy ya prácticamente desaparecido y que ha convertido en algo anecdótico ver vacas en un prado gallego.
Efectivamente, es posible que el AVE gallego no sea rentable, pero es fundamental para la vertebración de un país que necesita vías para dar salidas a sus productos y afrontar con unas ciertas garantías de futuro. De hecho, tampoco resulta muy rentable el AVE a Barcelona y tal vez, hubiera sido mejor darle salida directamente hacia Francia a un ferrocarril que usara el eje Madrid-Zaragoza. Pero se construyó hasta Barcelona sin que Homs ni ninguno de sus amigos se quejara del derroche.
Pero ese es su discurso. El mismo que cierra hospitales, pero mantiene abiertas embajadas en el extranjero. Ese que lleva a Mas a asegurar que España somete desde hace siete siglos a Cataluña y que ignora que hace siete siglos, como mucho, Cataluña no era más que una región del reino de Aragón. Es evidente que a Homs le sobra valor, pero le faltan realismo y credibilidad.

Comentarios