sábado 24/10/20

CUBA Y ESPAÑA

Cuba y España nunca se engañan, parafraseaba la canción que con genio inimitable interpretaba Compay Segundo. Y es cierto, si entendemos Cuba como el conjunto de cubanos y España como el conjunto de españoles resulta incuestionable que los lazos de afecto y fraternidad naturales fluyen con fuerza en ambas direcciones. 
Ni un español es del todo extranjero en Cuba ni un cubano es sentido ajeno en España. Hasta dos antagonistas políticos como Franco y Fidel así lo entendieron y lograron abrir vías de diálogo y contacto permanente al margen de las férreas medidas anti-cubanas impulsadas en los 60 y 70 por EEUU. 
Sin embargo ahora, época de políticos pequeños y escasa lucidez, cuando se abren oportunidades formidables en el terreno económico, cultural y de influencia con la apertura de Cuba al mundo, España no está ni se la espera. Rajoy, entretenido con la Gürtel, la Púnica, Podemos, el órdago independentista de Mas y los deberes de Merkel no parece tener tiempo para la fraterna y querida Perla del Caribe.

Comentarios