jueves 02.04.2020

Más allá de las palabras

o no sé si algunos políticos toman por tontos a los ciudadanos o es que son ellos tan tontos que creen que los ciudadanos somos tontos. Y es que ese invento anunciado desde el PSOE y Podemos de que van a formar un “Gobierno de cooperación” es un ejemplo de eso, de que creen que somos tontos.
La realidad es la que es y no se puede camuflar con las palabras. De manera que si Sánchez e Iglesias han acordado que habrá gente de Podemos o afines en el Gobierno es evidente que eso no es otra cosa que un gobierno de coalición. Así que me pregunto a quién intenta engañar Sánchez ¿a los ciudadanos o a Iglesias? Muy convencido no debe de estar Sánchez cuando pretende utilizar el eufemismo de “gobierno de cooperación” para blanquear que Podemos pueda tener algún tipo de representación en el Gobierno. La cuestión es la envoltura, cómo y de qué manera los podemitas desembarcan en las estructuras del Estado.
Supongo que Sánchez sabe que hay una parte de sus votantes que rechazan cualquier acuerdo con Podemos, de la misma manera que hay votantes de Podemos que rechazan un acuerdo con el PSOE. Claro que no solo entre los votantes de ambas formaciones hay resistencias, también en distintos sectores de la sociedad produce inquietud un gobierno de coalición PSOE-Podemos. Pero mientras para el PSOE, Podemos es prescindible para Podemos el PSOE es su tabla de salvación. O mejor dicho: para Iglesias el PSOE es su salvación.
Evidentemente Sánchez puede pactar con quién crea conveniente, lo mismo que Pablo Iglesias, pero, eso sí, hay que pedirle al señor presidente que no intente camuflar la realidad con eufemismos. O bien tiene razón Pablo Iglesias y representantes de Podemos se sentaran en el Consejo de Ministros aunque a eso le denominen “Gobierno de cooperación” o bien Pedro Sánchez va a envolver a Iglesias convenciéndole de que mete gente independendiente de su cuerda en algunas de las estructuras del Estado. Ser muy listo está muy bien, pasarse de listo puede llegar a ser un problema.

Más allá de las palabras
Comentarios