domingo 20.10.2019

Los prisioneros de Zara

mancio Ortega es el presidente de la única nación viable y sostenible de este Fashion Retail de andrajosas naciones y ruinosas instituciones de gobierno que nos están llevando al pleno y armónico desarrollo de la perfecta quiebra, en que, fatalmente, ha de desembocar la gigantesca deuda acumulada durante estos años de políticas de casino. Tiempos de póker y ruleta en los que hasta el más tonto va a todas, y el más listo se la juega a rojas y negras, pares e impares, como los buenos primus inter-pares que son, con la alegría de quien, como ellos, gastan de lo público, que es cosa de muchos y por lo mismo parece que no sea de nadie.
Amancio Ortega y quienes lo auxilian en sus tareas de gobierno poseen la nada desdeñable virtud de conocer la empresa y también el modo de gestionarla en aquello que la hace posible, sin embargo, los padres de nuestra patria no tienen noción de Estado más allá de una caja sin fondo a expensas de sus abusos y ocurrencias. Qué importa de dónde venga y a qué penalidadad solidaria o arbitrio confiscatorio se deba, esos fondos están ahí para lo que están, poder seguir ellos haciendo absurdas apuestas.
Es por esa razón de mal gobierno por lo que les duele la caridad de la nación Amancio, porque eran ellos los que tenían que haber invertido en esa tecnología sanitaria, porque son ellos los que nos abocan a la mendicidad, porque les duele que todos sepamos que pone Ortega donde ellos quitan.

Los prisioneros de Zara
Comentarios