sábado 23/1/21

De la sanidad del futuro

Así llamó Feijóo a la atención telefónica del Sergas, un servicio que por  falta de personal y su uso creciente,  tienen colapsadas las listas de espera. Ahora, siete meses después de la puesta en marcha de ese sistema,  tan cacareado por el presidente de la Xunta, es un fiasco. Las listas de espera siguen aumentando y la atención telefónica ya sufre demoras desde hace un mes, según quejas de los pacientes cada vez más impacientes.

Pero además de eso, y del oscurantismo sobe el número de rastreadores, la Xunta, en un escrito dirigido vía email a los médicos de atención primaria les ordena que dejen de hacer pruebas de PCR. 

El Director General de Asistencia Sanitaria, conocido por negarse a dar el número de rastreadores, dijo que “los médicos de cabecera no aportan valor añadido”.  Sin comentarios.

Sí conocemos la preocupación del Ayuntamiento y de  la Diputación coruñesa por la falta de coordinación del gobierno e Feijóo con  las citadas administraciones en la lucha contra la pandemia, pues son estas –las de mayor proximidad al ciudadano– las que pueden ser los mejores garantes de que lleguen las ayudas a los coruñeses más vulnerables y a los sectores más afectados por el virus.  

Y como no hay nada mejor  que los hechos  la Diputación dedicará un millón doscientos mil euros para el comercio y la hostelería. La alcaldesa por su parte, le recordó al presidente de la Xunta que el ayuntamiento herculino fue el primero de poner en marcha distintas ayudas, a través de bonos y exención de diferentes tasas,  mientras el gobierno de Feijóo “tardó ocho meses en anunciar sus ayudas”.

Y para esa  “sanidad del futuro inmediato” Valentín González Formoso adelantó que la diputación coruñesa hará una aportación económica para la ampliación del Chuac. 

Obras son amores y no abundantes explicaciones  y sinceramente,  los hechos hasta ahora,  no permiten ningún tipo de optimismo. Para SOS Sanidade Pública el SERGAS pospuso tres mil operaciones y veinte mil pruebas diagnósticas en el tiempo que llevamos de pandemia. ¡Jo… con la sanidad del futuro!  

La sanidad gallega, duramente castigada por los recortes promovidos desde Madrid por el ejecutivo de Mariano Rajoy y de los que se mostró alumno aplicado el señor Alberto Núñez Feijóo, arrastra serias deficiencias en el presente y no parece, por las trazas, que sea mejor esa sanidad del futuro si llega a través del teléfono que, por cierto, es un invento de mil ochocientos setenta y seis.

Comentarios