miércoles 21.08.2019

Hay otra vida alrededor

Tenemos a nuestros políticos enredados con los pactos intentando justificar sus propósitos en nombre de no sé cuántas cosas y colocando barreras, vacunas y sus fobias o filias, mientras la vida circula a nuestro alrededor como cada día nos muestra la actualidad que, por cierto, muchos quieren esconder. Hay dos mantras en eso de la elección de socio, o pareja de baile, cuando no se trata de escoger o evitar a los llamados radicales sino de seguir un guion sobre temas sociales, de interés general. ¿No piaban todos esos demócratas de nuevo cuño que esos radicales pasaran a la política reglada? ¿No es menos cierto que hoy esos partidos son legales tal como le pedían sus enemigos y rivales?

Pues menos cuento y, por cierto, si hay un partido señalado por los tribunales es el PP, metido estos días en nuevos charcos. Por un lado, tratando de recortar las indemnizaciones a los cientos de trabajadores que van a poner en la calle y que nos recuerdan otro hecho famoso: el del finiquito en diferido, como otro hito en la historia de los despidos en la casa de los populares.

Pero es que además, estos días, vuelven a sentar en el banquillo al expresidente Camps, hasta las cejas de indicios sobre la financiación ilegal de su partido gracias a los “chanchullos” de la famosa Fórmula Uno, otro de los líos del PP valenciano. Además un juez indaga posibles delitos de coacciones, falsedad documental y financiación ilegal del PP de Castilla y León y, otra más de una larga historia: la audiencia provincial de Ourense sigue adelante en el juicio contra el que fue delegado de la Xunta, acusado de malversación de caudales públicos, falsedad documental y fraude en subvenciones de la Unión Europea… Así que no nos hablen de pactos, cordones sanitarios, pegas, vacunas, fobias…

Menos mal que hay otra vida a nuestro alrededor, con sus luces y sus sombras: Bruselas levanta la tutela de las finanzas de España después de diez años vigilándonos los famosos hombres de negro. Eso sí: dentro del protocolo (¿muerte o susto? Nos pide nuevos ajustes por un quítame allá quince mil millones. Más: Jueces para la Democracia denuncia al Supremo de falta de sensibilidad y respeto en el auto sobre Franco. La asociación considera que, con estas actuaciones del alto tribunal, se confirma “la incapacidad para perseguir los crímenes de la dictadura”.

Así que mientras nuestros políticos marean la perdiz cocinando sus propuestas, algo cheira que fede… 

Hay otra vida alrededor
Comentarios