Lunes 19.11.2018

Falar non ten cancelas

Eso decían los sabios del lugar cuando le querían contar trolas

Eso decían los sabios del lugar cuando le querían contar trolas, mentiras o exageraciones. Un par de frases leídas en este dario estos últimos días me sirven de argamasa para estas líneas.
El nuevo entrenador deportivista, después del pobre espectáculo de su equipo en Vitoria, dijo: “Falta muy poco para ver la luz”. Y añadió: “Detalles de hoy nos ayudan a crecer”. Ni Mariano Rajoy hubiera superado la frase y, es que también a Clarence Seedorf, la realidad le desmiente.
Los detalles y el conjunto de lo visto en el partido contra el Alavés nos hacen prever un profundo túnel donde no se adivinan más que sombras y un negro porvenir.
La otra frase, que aparece en la primera página de este diario, se la debemos al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que llama a su partido a “capitalizar la decepción que han generado las mareas”.
Su llamada a la ciudadanía de cara a la próxima contienda electoral pone el acento en los supuestos males ajenos más que en los beneficios que el Partido Popular pueda aportar.
Aparte de que es la misma frase que repiten estos días jubilados, guardias civiles, policías nacionales, funcionarios de Justicia, jubilados y un amplio etcétera que, finalmente, confirman las encuestas. Y es que, como decían los sabios “falar non ten cancelas”.
Llegados a este punto les ofrezco otra frase que aparece de frontis en la feria de arte Arco 2018, que “viaja al futuro para preguntarse sobre el arte del presente” y que parece escrita a propósito para hoy mismo: “El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer”.
Y es que nosotros, los ciudadanos, los que escribimos con nuestros errores y aciertos cada jornada, quienes escribimos la pequeña historia diaria que no aparecerá en los libros de texto, pero que si dejaremos a quienes nos sucedan. Y eso vale para el Deportivo –que se pregunten los responsables qué van a hacer para salir de esta– y que nos preguntamos todos –en la calle, en el bar, en la oficina, en casa– cómo salimos de esto.
Ya conocen una de las salidas: por la frontera. Y hay otra que nos ofrecen artistas e intelectuales: el futuro es lo que nosotros vamos a hacer hoy.
En un reciente libro de Baltasar Garzón pide pasar a “la resistencia activa” que viene a pedir una mayor implicación con los temas que preocupan al colectivo, aunque no figuren en nuestra agenda de agravios. Es por los demás. Es por el futuro.

Falar non ten cancelas
Comentarios