miércoles 2/12/20

¿Dónde esta la gaviota?

Ya sabemos que se equivocó la paloma, como nos recordaba Rafel Alberti y estamos seguros, pues ya hay precedentes, que la gaviota aquí la tiene Feijoo en la jaula y lejos. Y eso se comprobó en las imágenes que ofreció la tele de la visita de Casado para abrir la campaña del 009 que ahora se adorna con un veinte .El País entre chuflas comentaba que “como es habitual en las campañas de Feijóo se escondieron las siglas del partido”
Pocas horas después de las manifestaciones de muchos sanitarios contra la “esmola” del presidente para ¿pagar? su esfuerzo y hacer olvidar las declaraciones de su prima acusando a los médicos y enfermeros de contaminarse mientras estaban en la cafetería, Casado –el jefe de una tropa que lleva en su mochila los recortes de Mariano en sanidad – vi no a escondidas para ganar la batalla de su colega de partido contra el “mexunxe” de los partidos contrarios que se enfrentan a su bien más cotizado, aunque este los ponga a caldo cuando no están presentes.  Palabrita del Niño Jesús  que dijo eso de “mexunxe” tal vez como insulto,  dirigiéndose a  la oposición.
Otra de las joyas del heredero de Aznar fue después de asegurar que no quiere usar a los muertos de la pandemia de forma partidista, aseguró que murieron más ancianos donde no gobernaba el PP. Lo que es mentira. Otra más. Por su parte nuestro 009 en su carrera a los 20 dijo (tal vez para explicar la falta de la gaviota) que Galicia está por delante del partido y, de paso, criticó la política de crispación y descalificaciones, en lo que pare4cía un recado a su compañera de partido y portacoz oficial del PP. Pero el centrismo de Feijóo, ese ponerse perfil como si fuera independiente, no cuela cuando fue un adelantado en seguir la línea marcada por Rajoy tiene molesto al sector más cercano a las encomiendas de Génova  proclive a convivir con  Vox como socio preferente .Feijóo es de Feijóo, luego su entorno y luego el partido. 
De verdad compañeros que  la mejor vacuna para estar inmunes a tantas mentiras es recordar las constantes protestas del personal sanitario, la espera ahora para reanudar el servicio de primaria o las quejas de la Asociación de Directores y Gerentes de los servicios sociales donde contabilizan alrededor de veinticinco mil muerto de ciudadanos que tenían fecha fijada para su reconocimiento o para una operación. Menos banderas, aplausos y limosnas y más y mejor sanidad pública.

Comentarios