• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Botar y “botalos”

responsabilidad civil de los primeros “espadas” del Partido

responsabilidad civil de los primeros “espadas” del Partido Popular, incluido su presidente, Mariano Rajoy; un partido que se lucró de las mordidas y comisiones. Unos altos cargos, incluido M.Rajoy, a los que el tribunal los juzga como poco creíbles, oídas sus explicaciones ya clásicas de “no sé, no me consta”, a pesar de los papeles del extesorero Luis Bárcenas, las declaraciones de corruptores y también las de algún corrupto.
Se trata, señores, del primer partido político español en el banquillo de los acusados como persona jurídica, por la destrucción en el año 2013 de los discos duros de los ordenadores que el gerente-tesorero, acusado de encubrimiento, guardaba en plena investigación sobre la caja “B” que repartía sueldos y regalos y recibía comisiones y dádivas
Al tiempo, los procesos de corrupción: Púnica. Lezo, Taula y alguna de las piezas pendientes la propia operación Gurtel también hasta sumar un total de una treintena.
Y se conocerán las irregularidades en las campañas electorales de la antigua presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y nos enteraremos de nuevos datos sobre los negocios del expresidente de Valencia y exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, así como de Ignacio González y de Pablo Crespo, viajero a Galicia con sobres que estaban llenos de dinero negro.
Mañana, la arquitectura política con sus luces y sombras, decidirá si vota al Partido Popular o, encuentra motivos suficientes para “botalos”.
Ya hoy, en los corrillos y las tertulias, la pregunta –al margen de lo que se vote– es si el Partido Popular puede, debe, desaparecer.
En teoría el partido ya pasó, pisó, todas las líneas rojas tanto políticas como judiciales. Y de sobra el sentir popular que ya conoce la cifra del dinero robado por los corruptos: los recortes brutales a los que obligaban esos recortes que fueron un auténtico mazazo al estado de bienestar.
Y pese a la arrogancia de la ministra de Defensa y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, o el silencio cínico de M.Rajoy, en el partido y son muchas las voces desde el partido que temen que el deterioro se prolongue, coincidiendo en que es necesaria una refundación para que la formación pueda volver a recobrar fuerza en el futuro.
Primero tienen que limpiar las cloacas y luego “botalos”.