• Martes, 18 de Septiembre de 2018

Bajamos la persiana

volveremos a vernos en agosto y comentaremos cómo se han resuelto

volveremos a vernos en agosto y comentaremos cómo se han resuelto las cosas contempladas desde este balcón. Y para eso les dejo deberes. Por ejemplo: ¿por qué en Galicia la gasolina es más cara que en el resto del Estado? Pues es que aquí, junto con Cataluña y Andalucía, se aplica el máximo al llamado “impuesto sanitario”.
Y una de dos, o nadie va en coche o nos hacen trampa, pues hacen falta más sanitarios; es evidente que cierran instalaciones hospitalarias y enfermos y sanos están hasta el moño de la situación. ¿Qué cifras esconde la Xunta?
¿Quién es su favorito en el duelo de OK Génova? ¿Los nuevos atados a lo más viejo del PP, con Aznar de padrino o los cómplices de la economía de guerra de Rajoy, con sus recortes?
¿Qué está más lejos de Zarzuela, Tarragona o Compostela? Y es que aquí, otra vez, el día del patrón, los coronados no vienen, que esto es territorio conquistado. ¿Qué piensan, paisanos? Tal vez lo mismo que Blanco Amor, quien pedía a sus conciudadanos que “fagan oír sus voces se son quen a sensibilidad galega despois de tanto folklore, de tanto esquecemento, de tanto soño, de tanto aldraxe”.
La Xunta, según denunció Yolanda Díaz, de Mareas, es la única comunidad histórica sin contar con una comisión bilateral (Galicia-Estado) y por eso no tiene la transferencia de competencias que las otras dos autonomías ya cuentan. ¿Por qué?
Eso explica que la red viaria gallega tenga un déficit seiscientos millones en inversiones para la conservación de la red estatal en Galicia y de la AP-9, no hablamos.
¿Recuerdan haber escuchado a los populares una, dos, cien, mil veces eso de que “acatan las decisiones judiciales y están siempre prestos a colaborar con la justicia? ¿Recuerdan los martillazos a los ordenadores de Génova? Pues ahora resulta que el PP de Galicia corrige “al Tribunal Superior y niega desvío de poder de la valedora del pueblo pese a que durante la instrucción del caso quedó probado que doña Milagros Otero utilizó su cargo para favorecer a una persona concreta” (sic) pasando por encima del tribunal que examinó a los aspirantes de una plaza ¿Persona concreta? Y tanto. Sobrina de Fraga, hermana del portavoz popular e hija del que fue mentor académico de la valedora.
Y, finalmente, ¿el emérito tendrá que explicarse ante la Justicia, Hacienda o el Parlamento? Lo dicho: bajamos la persiana hasta agosto y ustedes, atentos.