Sábado 17.11.2018

Hemos fracasado

Cuando uno intenta repasar lo vivido se da cuenta de las ilusiones y proyectos que se han quedado por el camino.

Cuando uno intenta repasar lo vivido se da cuenta de las ilusiones y proyectos que se han quedado por el camino. Si además ya tienes más de medio siglo eres consciente de lo efímero de nuestra existencia así como de los amigos y compañeros que ya no están entre nosotros. Seguro que nos están esperando en ese lugar del que nadie puede escaparse. 
Por eso es muy importante y necesario encontrarle un sentido a la vida. No solo podemos pensar de manera superficial, en tener pareja, hijos o un trabajo estable. En tener dinero, propiedades y disfrutar del ocio al máximo como nos inculcaron la mayoría de nuestros padres. Lo cierto es que no hemos sido capaces de mejorar el mundo de nuestros antepasados. No era nuestro ni lo será de nuestros hijos pero les dejamos un mundo más injusto e insolidario. 
Que hemos fracasado es evidente, pero, como señala el dicho popular, la esperanza es lo último que se pierde. Lo mejor de todo es que para poder cambiar la situación depende de nosotros mismos, mientras tanto una minoría ha sido capaz, a lo largo de todo este tiempo, de arrastrarnos al abismo del pasotismo y la indiferencia para que todo siga igual y sean esos pocos los que sigan dirigiendo nuestros destinos. 
Pensemos solamente un poco (dejando a un lado el móvil, ordenador, televisión…), reflexionemos aprovechando lo que queda de verano para no seguir con el vacío interior que hay en nuestras vidas. Pero no pensemos únicamente en nosotros mismos, pensemos también en lo tenemos alrededor nuestro, en lo más cercano y en lo que de verdad podemos cambiar y mejorar. Es una parte importante para el tan necesario cambio social. 

Hemos fracasado
Comentarios