• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

25-S en Galicia y en Euskadi

Salvando todas las distancias ideológicas que les separan, hay un nexo común entre Íñigo Urkullu, candidato del PNV el 25-S en Euskadi, y Alberto Núñez Feijóo

Salvando todas las distancias ideológicas que les separan, hay un nexo común entre Íñigo Urkullu, candidato del PNV el 25-S en Euskadi, y Alberto Núñez Feijóo, candidato del PP ese mismo día en Galicia, ambos van a ganar las elecciones desde el poder. El primero, por mayoría simple, pero con muchas opciones de mantenerse en la Lehendakaritza, y el segundo, puede que incluso por mayoría absoluta, pero, en cambio, con más riesgos: sin la que sería su tercera mayoría absoluta podría ser desalojado de la Xunta por la izquierda y el nacionalismo, salvo que Ciudadanos lograse escaños suficientes para salir en auxilio del PP.
Sea por desinformación o por interés, no falta quien opina que una tercera mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo en Galicia supondría una reafirmación para Mariano Rajoy. Por esa misma razón, son varios los dirigentes del Partido Populsr que se acercan a Galicia para prestar una ayuda que desde el PP gallego nadie les ha pedido, entre otras cosas porque llevan consigo problemas del PP (Rita Barberá, Bárcenas, etcétera) ajenos a la realidad del partido en esa comunidad. Tal vez es más realista aventurar que si Feijóo logra su tercera mayoría absoluta consecutiva estaría mejorando sus cartas en la partida abierta para el relevo de Rajoy, sea ahora o más adelante.
En Euskadi, el PP se juega menos, ya que sus opciones son muy reducidas, a pesar de haber colocado a un exministro moderado como candidato. Todo parece indicar que los nacionalistas recuperarán el 25-S la centralidad política del País Vasco, tras el avance de Podemos en las últimas elecciones generales del 26-J. No sería nada nuevo, ya que en elecciones autonómicas los nacionalistas e independentistas vascos suelen obtener siempre buenos resultados. De ser así, el PNV ganaría y EH Bildu sería la segunda fuerza, lo cual relegaría a Podemos al tercer puesto.
¿Y el PSOE? Los socialistas tienen dificultades en Euskadi y en Galicia. En el primer caso, donde son aliados naturales del nacionalismo moderado, puede que esta vez no sumen escaños suficientes para formar gobierno entre PNV y PSE. En el segundo, donde ahora son la segunda fuerza del Parlamento gallego, corren el riesgo de ser terceros, ya que Podemos y sus aliados de En Marea amenazan con seguir creciendo a costa del BNG y de los socialistas.