Rato, Solbes y Elena Salgado

Allá por el año 2005, Cliff Arnall, experto en motivación y colaborador

Allá por el año 2005, Cliff Arnall, experto en motivación y colaborador de la Universidad de Cardiff, analizó varios factores que inciden en el estado de ánimo de las personas –vuelta a la rutina, las deudas navideñas, el mal tiempo…–, inventó la fórmula matemática de la tristeza y concluyó que hoy, el tercer lunes de enero, es el día más triste del año, el Blue Monday.
Más allá de esta estupidez sin base científica que solo tenía objetivos comerciales, es posible que algunas personas estén hoy decaídas por alguna circunstancia personal. Pero es seguro que muchos españoles estamos tristes estos días después escuchar las comparecencias de los altos dirigentes que nos gobernaron ante la comisión que investiga la crisis financiera.
Rato rechazó toda responsabilidad en la caída de Bankia –“es el mercado, amigo”– que nos costó a todos más de 22.000 millones. Solbes reconoció sin ruborizarse claros errores en la previsión y posterior gestión de la crisis pero se mantuvo a su lado de su jefe Zapatero y tomó decisiones que sabía equivocadas. Elena Salgado, la de los “brotes verdes” que nunca nacieron, rebajó el sueldo a los funcionarios, congeló las pensiones y precipitó la caída de las cajas, pero sacó su orgullo y encontró el chivo expiatorio en “la crisis de Grecia y de Irlanda que impidió la recuperación de España”.
Estiman los expertos que la sumisión de Solbes desde 2004 y la gestión de su sucesora Salgado desde 2009 a 2011 costaron al país 100.000 millones de euros, más la pérdida de las cajas de ahorro y la ruina de millones de ciudadanos azotados por la crisis y cargados de las preferentes.
Lean sus comparecencias y recuerden los nombres de Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España, y Julio Segura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que también “pasaban por allí” mirando para otro lado en lugar de realizar la labor de control que tenían encomendada. Añadan, además, los nombres de otros personajes de la dirigencia nacional, corruptos o incompetentes, y concluirán que estuvimos gobernados por una pandilla de irresponsables que en lugar de servir a España y a los españoles, sirvieron a sus partidos, a sus jefes y a sí mismos.
Pero no se depriman en este lunes negro. Irache Gómez, que es de Zamudio, en su papel de “Siri”, la asistenta virtual de los usuarios de Iphone, dice que “de la tristeza más profunda nace la mayor alegría”. Aunque con esta tropa es difícil levantar el ánimo.