sábado 26/9/20

¿Primus inter pares?

Xulio Ferreiro, profesor universitario en el crisol de un totum revolutum electoral- separatistas, Podemos, IU y Partido Humanista- se ha hecho alcalde de Marineda. Primus inter pares. Bueno, no. Igualó el número de concejales pero sacó menos votos que el PP aunque la sicofanta calumniadora, Mar Barcón, echase una mano al fiel de la balanza. De ahí que falle el ordinal y haya que sustituir “pares” por “nones” teniendo en cuenta su antagonismo a ceremonias religiosas tradicionales gallegas, blandir el bastón de mando cual si fuese una espada vengadora o vestir ropa informal para ganar el cielo y recordar que es horda que alcanzada María Pita solo se detendrá el tiempo necesario para abrevar y bajo la pezuña de su oleaje no volverá a crecer la hierba.
Sustituir- toma de posesión- los himnos nacionales y gallego por el de la Revolución de los claveles portuguesa suena a coña marinera ramplona o frivolidad inconcebible en nuestro primer regidor local. Y roza lo paranoico cuando se declara redentor islámico. La Coruña conmigo recuperará ilusión y dignidad, “seremos protagonistas de nuestras propias vidas” y “aboliremos ser patio trasero de la desigualdad”. ¿Pero dónde ha vivido este bloquero y su sentido analítico? ¿Se ha mirado en el espejo precedente de Domingo Merino votando contra La Coruña como capital de Galicia? Nuestra idiosincrasia está escrita con palabras mayores. Libertad, dignidad, fraternidad. Nobleza y lealtad. Cabeza, guarda, llave y fuerza antemural del antiguo  Reino de Galicia. En La Coruña- reza la copla- siempre reina la alegrís, / En La Coruña siempre reina el buen humor. / No cambiaremos ningún día aunque nos den un millón…”
Buscamos con ansiedad un dirigente capaz para la travesía y ya un par de irreflexivas decisiones nos amenazan con la aseveración de Curzio Malaparte: “Los políticos de hoy no creen en nada, pero les pagan para hacer creer a la gente que creen en algo…”.

Comentarios