sábado 5/12/20

Antitaurinos

Nuestra inútil Diputación Provincial sin apenas funciones desde que se instauró el régimen autonómico, pretende ser operativa asumiendo competencias inexistentes. Lo cierto es que, salvo repartir prebendas a correlegionarios designados por la partitocracia reinante, no vale para nada. Su gestión pasa diluida como mar de retóricas en desierto de ideas. Prodigando a diestro y siniestro no sabemos qué y favores virtuales que se quedan de tónico de Fierabrás para una provincia muerta de risa cuando escucha una milonga o se le vende una moto estropeada. 
Ahora, en el colmo del cinismo institucional, ha dado un paso al frente para retirar su “gran contribución” a las corridas de toros que se celebran en La Coruña. Hipocresía tartaja con respecto a cuanto el arte de Cúchares cooperaba al éxito de las fiestas de María Pita. Lo que antes era apoyo –PSOE y BNG son ejemplos vivos en Pontevedra– es vuelta de calcetín en el organismo provincial enemigo de la fiesta nacional.
Ignoro dónde han bebido estos protectores buenistas. Imagino los sufrimientos que padecen por la caza del zorro, la actividad cinegética, los mataderos de ganado, aves, capturas de pesca y enfermedades de hígado provocadas a patos y otras medidas como matar hortalizas… Somos tan necios, tan atrozmente estúpidos, tan sensibleros de carnvales y tan plañideros públicos que remedamos las fábulas de Esopo, La Fontaine, Iriarte y Samaniego.
Desahogo en viejo silogismo. Trasto de desván envuelto en polvo de prohibir sin tener en cuenta a los miles de aficionados silenciosos a quienes imponemos tiranía. Así el nuevo texto aprobado por la corporación provincial exterminará el toro de lidia, contradice posturas anteriores de sociatas y bloqueiros con subvención de un millón de euros para estos espectáculos… donde, para mayor inri, en la actualidad se daba una limosna de mil euros a la peña taurina.  

Comentarios