Viernes 26.04.2019

LAM MÍTICA "ORQUESTA CANARO"

El título en sí, a la mayoría no les dirá casi nada, a los entrados en años, sabrán a lo que me refiero y a los más jóvenes.

El título en sí, a la mayoría no les dirá casi nada, a los entrados en años, sabrán a lo que me refiero y a los más jóvenes, a descubrir un mito futbolístico del cual no sabían seguramente nada. Me estoy refiriendo al mítico jugador del RCD de La Coruña, Dagoberto Moll Siqueira, nacido en Montevideo-Uruguay el 22 de julio de 1927 y que en apenas unos días celebrará su cumpleaños, por eso elegí la fecha, para rendirle un humilde homenaje en esta columna de opinión y resaltar su figura como futbolista y mucho más como persona. 
Este genio del fútbol, milita en el equipo coruñés desde la temporada de 1949 a 1954, en la cual es traspasado al Barcelona en compañía del jovencísimo Luis Suárez, único balón de oro del fútbol español. Había jugado Moll, en el Miramar Misiones de su país, desde 1945 a 1949, año en que recala en el Deportivo de la mano de su entrenador.
Aquí coincide con los extraordinarios jugadores deportivistas como era; Rafael Franco, Tino (quien tuvo una tienda de ultramarinos en la calle Vizcaya) Corcuera y Oswaldo, los cinco juntos, formaban la delantera más sobresaliente del momento futbolístico español, la cual fue bautizada como “Orquesta Canaro”, debido al juego que practicaba y a los vistosos goles que marcaba. Hoy Dagoberto Moll, es el único superviviente de aquella gran orquesta que permanece en A Coruña.
Después de su estancia en La Coruña, juega en otros equipos como el Barcelona, aunque con poca fortuna, donde milita hasta 1955, luego pasa en la 55-56 al Español de Barcelona, en la 56-57 lo hará en el club Deportivo Condal, que militaba en la primera división, la 57-58 juega en el Celta de Vigo y por último en la 59-60 milita en el Elche. Había sido internacional por Uruguay en 1949, año en el que recala en el Deportivo de La Coruña.
Cuando deja el fútbol activo, dirige como entrenador al Albacete, Compostela, Atlético Baleares, Deportivo de La Coruña, Tenerife y Levante, entre otros equipos. En el club coruñés como jugador había marcado toda una época jugando 121 encuentros y logrando 31 goles.
Como único superviviente de aquella mítica “Orquesta Canaro”, el Deportivo y su afición debieran dedicarle un merecido homenaje a uno de aquellos componentes, que en las tardes frías del invierno caldeaban Riazor con sus diabluras sobre el campo, en una época en la que no había televisión como ahora y que la radio era la reunión familiar y de amigos para escuchar el partido en la tarde del domingo. Ahí queda la idea de hacer honor a un jugador que fue uno de los ídolos de Riazor en la temporada de 1949-1954 y se quedó a vivir en A Coruña. “Enhorabuena Moll”.

LAM MÍTICA "ORQUESTA CANARO"
Comentarios