viernes 19.07.2019

El sueldo de las corporaciones

Recién celebradas las elecciones municipales, los regidores salientes de los pactos, llegaron a acuerdos de interés mutuo para gobernar a los administrados a su antojo, anteponiendo sus intereses personales ante la incredulidad popular ciudadana, sobre todo como primer punto de lo urgente que era hacer esta primera sesión, en que la dedicaron a subirse el sueldo sin rubor alguno, es el digno privilegio que tienen sobre sus hombros y que el común carece del mismo.

¿Es justo o excesivo dicho salario? Los alcaldes que hay en España, superan a los de Alemania y Reino Unido, entre otros países de nuestro entorno, excluyo a Francia, debido a que tiene muchos más, una excepción en el sistema, pese a tener aquellas dos poderosas naciones, una mayor masa de población que la española, en donde tenemos más de ocho mil alcaldías y algo más de 68.000 ediles. Su costo global supone unos 646 millones de euros, a los que hay que añadir otros 230, dedicados a sus respectivos consejeros, cifra estimada, teniendo en cuenta las escandalosas subidas y los repartos efectuados.

Estos números económicos los soportan las arcas municipales, aparte de lo establecido, comoLos servicios que está recibiendo el ciudadano se resienten día tras día y esto se nota y se palpa, ya que a juicio del viandante cada día son peores, motivado a que cada vez todo vale un poco más y atajar la degradación de una ciudad o de un pueblo es costosa y no hay maniobra económica posible, debido a que la factura salarial de los administradores y su cohorte se lo va comiendo casi todo. La creencia política es que el dinero existente, no es de nadie y se puede gastar alegremente y sin responsabilidad alguna. Esto no es así, pertenece al sufrido contribuyente que paulatinamente hace sus ingresos obligados a la caja de sus administradores, para evitar males mayores, según lo estipula la ley.

Así los españoles se desayunaron estos días con la desagradable sorpresa, de que el alcalde sevillano, se subió el sueldo un 33% y cobrará 63.500 euros, el de Málaga, pasará a percibir 78.000, esto es un 20% más, el de Huelva tiene 70.000, después de una subida del 14%, siendo las subidas generalizadas en todos los municipios y la alcaldesa coruñesa, como no quería ser menos que su homónimo  de Vigo, se coloca un sueldo de 69.000 euros, un 70% más de lo que cobraba su antecesor en el cargo.

Todo ello cuando la economía del ciudadano de a pié está que se tambalea y hace agua por los cuatro costados, en una sociedad sobre endeudada, mientras otra parte está al borde de la pobreza, otra por debajo y la restante clase social, vive en la bonanza de una economía saneada y entre ellos sobresalen los nuevos ediles, el puesto es efímero, pero da pingues beneficios ¿Quién defiende al pueblo y repara sus males?

El sueldo de las corporaciones
Comentarios