Efecto dominó

Calendario municipal 2018. Una ciudad contigo. Fichas de dominó verticales para empujarlas

Calendario municipal 2018. Una ciudad contigo. Fichas de dominó verticales para empujarlas y buscar la caída de los meses apilándose unos sobre otros. El pasado y el futuro inmediato. El antes que no deja de ser el ahora. La Coruña ciudad donde nadie es forastero con un anagrama “C” Coruña próxima que constituye logotipo emblemático. Publicación medio fallida. Pocas fotografías antiguas. Repartidas. Posiblemente se salva de la quema la correspondiente a noviembre –paseo de El Parrote y tumba de Sir John Moore– firmada por nuestro redactor gráfico Cancelo en 1930, todavía con playa y el castillo de San Antón como cárcel isleña.
Expresiva y definidora la ilustración de Daniel Villanueva “Memorias” que plasma la moderna escultura de una ola trágica que arrebató la vida de tres policías y un estudiante. Buena la ciclogénesis de Leo Margareto en la península de la Torre. También vale el hormigueo de gaviotas comiendo deshechos de pescado, autoría Daniel Martí, para encuadrar el marco ventoso. Abril dispara un muñeco encima de retroexcavadora bajo el título “Duna” lograda por Mada Carballeira. “Alma mariñeira”, versión Perina González, con escultura que observa la inmensidad del mar de mayo. Junio nos retrata a Botero y las hogueras de San Juan captadas por Alexandre Varela.
Tiempo. Costumbres. Meses y recuerdos hogareños. Quienes viven esperanzas de promesas venideras, siempre imaginan que no vuela el tiempo, sino, que anda sobre los pies de la pereza misma. Lo advierte Cervantes y lo reconoció como epidemia de su época alguien tan progre como Sócrates: “Los jóvenes de hoy aman el lujo, tiene manías y desprecian la autoridad”. Valga de ejemplo el trampolín improvisado en el puerto, “salta”, logrado por Marta Comesaña para definir julio. Las galerías de La Marina para agosto. Final con estrambote poético para Sonia Hermida y su mundo submarino.