lunes 14.10.2019

Una chorona que no para

Corrían los últimos días de julio y Pablo Casado confirmó que lo suyo no iba de renovación. Para que a nadie se le olvidase durante las vacaciones decidió nombrar voceira en el Congreso a Cayetana “Rambo” Ávarez de Toledo, musa del sector más reaccionario del PP. Pasados unos días ella se exhibió en todo su esplendor y proclamó que Feijóo; el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el vasco Alfonso Alonso no la habían felicitado por su nombramiento. Una confesión que paradójicamente beneficia a los tres, pues deja claro que no pertenecen al sector ultra del partido. Y desde entonces no ha parado. Ha sacado del armario una túnica blanca –cheira bastante a naftalina–, ha desenvainado la espada flamígera y día sí día también la blande contra ese trío de rebeldes socialdemócratas. Ahora le da por acusar a Alonso de llamarla extranjera; llamárselo no se lo llamó. En cambio sí afirmó que era una ignorante sobre los foros vascos y las disposiciones constitucionales, pero de eso no ha dicho ni mu. Uy que va a ser verdad que es un poco burriña de más. 

Una chorona que no para
Comentarios