Viernes 19.04.2019

Dos ladrones que eran muy torpes

Cuando uno va a robar tiene que ir preparado; sino, lo que merece es que los expulsen del sindicato del crimen. Ese es el castigo que deberían sufrir dos chorizos que asaltaron una vivienda en Dallas, sí, allí donde Sue Ellen estaba bébeda. Primero sustrajeron un coche; hasta ahí ningún problema. Después, ya en la casa, les gustó un televisor, con un tamaño superior al de la pantalla de muchos minicines. Intentaron introducirlo en el vehículo, pero fueron incapaces. Le dieron vueltas y más vueltas, pero no lo consiguieron, así que lo devolvieron al interior del inmueble. Vaya si merecen la expulsión.

Dos ladrones que eran muy torpes
Comentarios