Domingo 24.03.2019

La profecía se cumplió

La bata blanca que estuvo guardada en el armario durante veinticinco años posiblemente necesitó algún arreglo, porque un cuarto de siglo en la política hace que se redondeen determinadas partes del cuerpo, que suelen estar lisas cuando se ejerce como médico a tiempo completo. Unas puntadas suelen ser suficientes para resolver el problema, pero si la tripa se abultó mucho en ese tiempo siempre queda el remedio de comprar una bata nueva. Ese fue el reto al que se enfrentó Pachi Vázquez cuando renunció a su escaño en el Parlamento.  Ahora, tras su baja en el PSdeG tiene ante sí otro desafío: elegir la vestimenta de profeta. Puede optar por la clásica del Antiguo Testamento, por la morisca tipo Mahoma, por la de los televisivos echadores de cartas... Aseguró que se marchaba del partido para evitar que purgasen a sus amigos; Gonzalo “el sobrinísimo” Caballero juró y perjuró que en el PSOE no se practicaba la venganza... pero, ¡oh casualidad!, el voceiro en la Diputación de Ourense ya ha sido destituido por su condición de pachista.

La profecía se cumplió
Comentarios