Jueves 18.04.2019

Una gran respuesta a un tío muy tonto

CUANDO el fútbol era cosa de hombres, el principal argumento para vetar a las mujeres era su incapacidad para entender el fuera de juego. Imke Wübbenhorst nunca sufrió ese problema y si lo sufrió lo resolvió enseguida porque ahora es la entrenadora del BV Cloppenburg, un equipo masculino de la quinta división alemana. Un periodista fue de machirulo y le preguntó si los futbolistas se ponían el pantalón cada vez que entraba en el vestuario. Wübbenhorst lo hundió con ironía: “Por supuesto que no; soy una profesional y elijo a mis jugadores por el tamaño de su pene”. Pregunta de pena, respuesta de pene, de carallo se diría en Galicia. FOTO: imke wübbenhorst | welt.de  

Una gran respuesta a un tío muy tonto
Comentarios