Martes 26.03.2019

La dignidad suena a ritmo de salsa

Willie González es salsero, pero no de los que van a MasterChef a ligar mayonesa o a preparar ketchup. Puertorriqueño él, es de los salseros de América, de los de la música. El régimen venezolano lo invitó al concierto “por la paz” para boicotear la llegada de ayuda humanitaria y él desestimó la propuesta. El tuit donde lo explica es demoledor: “Acabo de rechazar un contrato para tocarle al Gobierno de Maduro en la actividad en paralelo al Gobierno de @jguaido Muchos no entienden que para mí, gracias a Dios, el dinero no es importante sino la dignidad”. Tendrá difícil animar una fiesta, por ejemplo, en Galapagar, pero dignidad efectivamente le sobra.

La dignidad suena a ritmo de salsa
Comentarios