viernes 18.10.2019

Una decapitación injusta que abre paso a un do país

Tino no hubiese perdido el tiempo en tonterías. Un día, de buena mañana, hubiese actuado: “Que le corten la cabeza”. El entrenador del Deportivo habría sido ejecutado y su sucesor ya estaría en el corredor de la muerte. Paco Zas para demostrar que él, como Teruel, también existe, prefirió reafirmar su confianza en Anquela: “Ni se nos ha pasado por la cabeza destituirlo. Hombre, si los dos próximos partidos se pierden por 6-0 y 6-0, ya veremos, pero si no...”. Pues ni dos 6-0 ni un 6-0; un 3-1 y un 0-0 han servido para ponerlo en la calle. Congruencia llaman a esa manera de comportarse en los lugares donde no tienen muy claro el significado de las palabras. El marrón se lo tiene que comer Luis César, que no es precisamente un tipo al que le den miedo los retos y que además é do país. El sello de Galicia Calidade no garantiza el éxito –ningún sello garantiza el éxito en el banquillo blanquiazul desde que empezó el poslendoirismo–, pero el deportivismo lo ve casi como uno de los suyos. En cambio, de otros se va sintiendo cada día un poco más alejado. Por algo será, ¿no? Por cierto, Anquela poca culpa tiene; lo arrojaron al pozo y le obligaron a afogar.

Una decapitación injusta que abre paso a un do país
Comentarios