Domingo 24.03.2019

La ciencia llega a los husos horarios

METERSE en el razonamiento de un científico no es fácil. Hay demasiadas fórmulas en su cabeza y entenderlas resulta complicado. Aplicando su técnica matemática o quizá física –¿quién lo sabe?– a los husos horarios han sentenciado que es mejor hacer el cambio en septiembre que en octubre y que aprovechando el Brexit sería fantástico que en 2019 se hiciese ya en el último mes del verano. Ellos sabrán, pero ahora que se ha conocido que Londres tiene competencia para desistir unilateralmente del Brexit, como lo haga, descabala a media Europa en asuntos cronológicos por mucha ciencia que se le eche al asunto.

La ciencia llega a los husos horarios
Comentarios