domingo 20.10.2019

El castigo de Sánchez a Galicia

El Gobierno de Pedro Sánchez por fin ha encontrado el modo de pagar a las comunidades el dinero de las entregas a cuenta, después de meses de bloqueo. En el caso de Galicia serán 330 millones. Una cifra que todavía está muy lejos de esos setecientos millones que el Estado le adeuda a la comunidad. 

Hay que tener en cuenta que la Xunta había presupuestado por este concepto 530 millones, atendiendo a los compromisos adquiridos en su día por la ministra María José Montero. Si a esta cantidad se le suman los 170 millones que tendría que recibir por el cumplimiento de los compromisos de austeridad y ajuste presupuestario, es evidente que Galicia tiene un grave problema que se plasmará incluso con problemas para poder afrontar el pago de las nóminas de los funcionarios, si esta situación no se corrige rápido. 

Cada día parece más evidente que el Ejecutivo en funciones que preside Pedro Sánchez solo está dispuesto a abrir la mano en aquellos territorios en los que cree que sus medidas le pueden beneficiar electoralmente. 

El castigo a Feijóo, uno de los barones con mayor relevancia dentro del PP, y en un territorio siempre hostil a los intereses socialistas, demuestra una vez más el artero uso que Sánchez está dispuesto a hacer de las decisiones del Consejo de Ministros. El hecho mismo de que este mínimo pago se apruebe ahora, a pesar de que la autonomías llevaban meses solicitándolo, es una clara decisión con tintes electorales. 

No es la primera ocasión en la que desde La Moncloa se castiga a Galicia. Lejos de ello, la lista de agravios es demasiado larga como para enumerar uno por uno los casos. Por ello, sorprende mucho que el PSdeG mantenga una postura de seguidismo con estas medidas. 

Gonzalo Caballero no puede seguir aplaudiendo este comportamiento, por mucho que quien lo tenga sea el responsable de su formación. Sobre todo si de verdad aspira a convertirse en una alternativa a un posible triunfo electoral de Feijóo el próximo año.

El castigo de Sánchez a Galicia
Comentarios