domingo 20.10.2019

Cambio de acera en Valencia

ALGO tiene Valencia, aparte de ser la tierra de las flores, de la luz y del amor, que influye sobre la genética de las personas. En cuanto uno pone el pie en la moqueta, pierde los principios y se dedica a poner la mano para que le caiga una comisión. Los peperos de todas las edades, sexos tamaños y cargos lo saben bien; trincaron durante años de aquí, de allá y de acullá. Pero no son los únicos, por lo que se acaba de saber, la corrupción ha cambiado de acera y en el PSOE y en Compromís, una especie de Podemos con aroma de paella, también están pringados. Al parecer, todo empezó con la campaña electoral de 2007, pero ya puestos y empujados por la inercia siguieron con las trapalladas hasta 2011. Cuatro juzgados de diversas ciudades investigan la trama, tan burda en algunos casos que hasta hay papeles donde se explica con pelos y señales a quién se deben cargar los supuestos gastos y a cuánto deben ascender. ¡Qué poco valor tienen la ética y la moral! 

Cambio de acera en Valencia
Comentarios