Viernes 22.02.2019

HÉRCULES MODERNOS

Los titulares son para Anxo Abuín y Sonia Pariente, los vencedores del triatlón urbano Hércules XTRM. Y es normal, porque ellos son los ganadores, los que primero cruzaron la línea de meta y los que esperaba todo el mundo. Con razón, después de meterse entre pecho y espalda 1,9 kilómetros nadando, 90 en bicicleta y otros 21 kilómetros corriendo. Él lo hizo en un tiempo de 4:16:04 y ella tardó una hora más. Pero hay otras historias menos conocidas que también merecerían la foto de portada. En esta prueba hubo, al menos, tres: la de Manuel, Ángel y Álex. 
Manuel tiene 71 años y un humor que le da mil vueltas a los de 17. Es uno de los campeones que se subieron al podio el pasado domingo en Adormideras y no por llegar antes, sino porque es el mayor de todos los que completaron el recorrido. 
El tiempo es lo de menos, aunque él estaba dispuesto a volver a empezar. Incluso recomendó a la organización que, para el próximo año, incluyan la subida a la Torre, pero hasta la linterna, con sus 234 escalones. 
Ángel también terminó el triatlón, aunque él lo hizo con la colaboración del Proyecto Enki. Un accidente lo dejó tetrapléjico y sin demasiada movilidad en las manos. Como antes nadaba, decidió seguir haciéndolo. Y, ya puestos, hacerse con una handbike darle también al ciclismo. Su tesón y su valentía le permitieron mejorar mucho y pasar de ir atado en la silla a tener más fuerza en las manos y poder valerse por sí mismo. 
Álex es el que vio cómo iban levantando las vallas a sus espaldas cuando le faltaban unos metros. Si los últimos serán los primeros, él es el ganador. Tardó cuatro horas más que el ganador, pero lo hizo. El último trecho, caminando más que corriendo, pero logró superar su reto personal. 
Es hijo de gallegos, pero vive en Australia, así que como para volver a casa sin terminar. Su mujer lo abrazó emocionada en la meta, tras esperarle pacientemente las ocho horas y 22 minutos que tardó en completar el recorrido. Los pocos voluntarios que quedaban, un par de vecinos despistados y varios miembros de la organización lo recibieron con más vítores y aplausos que si fuera el ganador. 
Dicen que lo importante es participar pero, si la frase le suena a marketing para perdedores, recuerde el ejemplo de cualquiera de estos tres hércules modernos. 

HÉRCULES MODERNOS
Comentarios