• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Planes de pensiones, al rescate

El Gobierno aprobó el viernes un real decreto que permitirá rescatar

El Gobierno aprobó el viernes un real decreto que permitirá rescatar a los 10 años sin limitaciones las aportaciones realizadas a los planes de pensiones. También se podrán liquidar los rendimientos generados en ese periodo. La posibilidad de rescate comenzará en 2025, ya que este decreto viene a desarrollar una norma que se aprobó en 2015, pero que había quedado en vía muerta. El decreto ahora es muy claro, se podrán rescatar las aportaciones con diez años de antigüedad empezando por las que se realizaron hasta 2015. Las que ya se hicieron a partir de 2016, en 2026 y así sucesivamente.
Es importante saber también que el Gobierno ha decidido rebajar las comisiones, aunque en este punto hay que ser cauto porque son medias, bajan más las de los fondos que invierten en renta fija que otros. El objetivo está muy claro, hacer más líquidos estos productos. Ahora, solo se pueden rescatar los fondos a la edad de jubilación, haber quedado en paro o tener una enfermedad grave.
Cierto que la medida afecta nada menos que a 8 millones de personas y que, por supuesto, permite algo elemental y es que el dinero ahorrado e invertido en un producto financiero no se deba por ley quedar en vía muerta. No es un producto que a mi me guste, sobre todo por su fiscalidad, pero no cabe duda de que es una forma de ahorro. Creo que el Gobierno debería comprometerse más con estímulos al ahorro, algo prioritario en un país y más en España donde el sistema público de pensiones necesita más reformas para no romper las costuras. Y, aunque hay que reconocer el mérito de algunos gestores de este tipo de planes y fondos, la mayoría apenas ofrecen rentabilidad o muy poca.
En este momento y teniendo en cuenta las dificultades que hay para abordar reformas como la de las pensiones, todas las medidas que vayan encaminadas a fomentar el ahorro son bienvenidas. La cultura del ahorro por poco que sea va a ser fundamental para que las futuras generaciones puedan complementar su pensión pública. Cierto que los salarios ahora no lo permiten, pero esto va a cambiar (ya lo está haciendo) y hay que cambiar la mentalidad incluso desde la escuela.